Política Economía Comunicación Personas Confidencial

domingo, 14 de febrero de 2010

Pactar o no pactar, ésa no es la cuestión para el PP

Pacto se define en el diccionario de la Real Academia Española como concierto o tratado entre dos o más partes que se comprometen a cumplir lo estipulado. Acuerdo entre dos o más personas o entidades o tratado entre dos o más países. Es decir, un pacto es un acuerdo. Pero cómo se alcanza un acuerdo. La respuesta nos la da uno de los padres de la Constitución, Miguel Herrero de Miñón: “Las democracias constitucionales, cualesquiera que sean sus orígenes formales y sus reglas de funcionamiento, no se imponen, se consensuan” y se consensuan gracias a un diálogo de la mayoría o lo que es lo mismo “un pacto que excedió al contrato” y cuyo cumplimiento e interpretación “no puede quedar al arbitrio de una sola de las partes”. Es decir, que un pacto es un acuerdo entre las partes, pero sin imposiciones por parte de ninguna de ellas.

Y a que viene esto, pues muy sencillo. En la última semana hemos venido escuchando a diestro y siniestro la necesidad de alcanzar un gran pacto de Estado para salir de la crisis, pacto, que por otra parte, el propio Gobierno lo había demandado por activa y por pasiva al principal partido de la oposición y que nunca fue aceptado. Pues bien, ahora parece, según las crónicas, que el mismísimo monarca se ha puesto manos a la obra para acercar posturas entre las partes.

Pero de verdad el PP, que se ve fuerte no va a dejar de realizar la política de desgaste al Gobierno, ahora que cree poder ganar las próximas elecciones generales, para aceptar un gran pacto de Estado. Su respuesta es no. Ver enlace a gacetilla, el análisis

El líder conservador, Mariano Rajoy ya se ha excusado de un posible pacto al asegurar que él llevaba haciendo esa clase de ofertas a Zapatero desde hace tiempo, pero que el presidente no le hacía caso; una excusa que basta con acudir a las hemerotecas para desarmarla. Otras voces, como la de la secretaria general, María Dolores de Cospedal también se ha dejado escuchar rechazando el pacto.

Pero cuál es la razón para no pactar. La verdad es que han sido miles las excusas, aunque la más importantes es que para pactar, el Gobierno “tiene que asumir las propuestas del PP” y claro, eso más que un pacto es una imposición a un Gobierno que por ley es quien debe dirigir la política de España.

Pero María Dolores de Cospedal, va más allá al exigir que el acuerdo de Estado, debe asegurar “el cambio radical en las políticas económicas de Zapatero”, o lo que es lo mismo: bajar de impuestos, plan de austeridad y destinar los gastos de las administraciones a la inversión productiva. O sea que una vez más, como en el caso del secuestro del atunero Alakrana, el partido conservador exige presuntamente al Gobierno que incumpla la ley, o no recuerdan ya que la subida de impuestos está recogida en la Ley de Presupuestos Generales del Estado, aprobada por el Parlamento español. Demencial.

Cospedal, ha dado un paso más y ha exigido al presidente del Gobierno, que o admite las propuestas del PP o bien debe “dejar paso a otros, porque España necesita un cambio de Gobierno”. Quizá hay que recordarle también a la señora Cospedal que Zapatero gobierna porque así lo han querido los votantes y el Parlamento español.

La secretaria general del PP, siguiendo las directrices de su jefe de filas, continúa asegurando que “de otra manera el pacto sería una estafa para los españoles y para aquellos que tienen puestas las esperanzas en nuestro país y en que tiene que haber una alternativa”, o sea el PP. Para rápidamente decir que “a pesar del Partido Socialista vamos a salir de esta crisis”. Esta facilidad de decir una cosa y la contraria es notable en el partido conservador por lo que no deja lugar a la equivocación, porque en este caso si no salimos de la crisis será Zapatero responsable, y si salimos, será a pesar de Zapatero.

Por su parte la secretaria de organización del PSOE, Leire Pajín ha señalado que apuesta por el diálogo como herramienta fundamental para salir de la crisis y ha asegurado que su partido “seguirá buscando acuerdos día a día. Seguiremos tendiendo la mano a todos los partidos políticos, a instituciones, a sindicatos y a empresarios que quieran remar en la misma dirección” y ha pedido al PP que “si no quiere estar, al menos que no estorbe”.

Pajín ha recordado que “el PSOE fue capaz, estando en la oposición, de ofrecer una pacto de Estado en la lucha contra el terrorismo”, y “ahora, en el Gobierno, hemos ido aprobando medidas con todas las fuerzas políticas, menos con el PP”.

Está claro que el partido mayoritario de la oposición no le interesan los pactos y prefiere esperar hasta ver pasar el cadáver político del presidente del Gobierno por delante de su puerta, antes que mover un solo músculo para arrimar el hombro. Pero no se han parado a pensar los sesudos asesores del partido conservador que a lo mejor la política de estaca realizada durante todos los años de oposición no les dé el resultado que esperan y entonces el cadáver político que pasará no será el de Zapatero.


Vídeo LD: La vicepresidenta primera deja clara la postura de pactos del Gobierno

1 comentario:

angel dijo...

No veo por ninguna parte una opción de Gobierno al PP. Mientras esté detras, quieran ó no el Sr. Aznar, no van a tener un soplo de aire fresco. Aparte el Sr. Rajoy, tendría que empezar a pensar en cambiar sus "asesores", y en especial quitar de enmedio a su gran Sra. Cospedal. No le está haciendo ningún favor al Sr. Rajoy, pero como buen gallego que és, es obstinado y terco, pero no se dá cuenta de que dentro de la calle Génova, hay un ambiente bastante díscolo hacia su persona. Creo firmemente que hay una mano muy femenina detrás de todo ésto, y sabemos quién repica las campanas. Como dice muy bien el Sr. Gacetillero, esperaremos que pasen cadaveres, y creo firmemente que el duelo sldrá de Génova.

La visión de un ex soldado de Irak

DISCURSO DE MIKE PRYSNER, ex soldado destinado en Irak indicando quienes son el enemigo verdadero de su pais.

El Tiempo (pincha la provincia)