Política Economía Comunicación Personas Confidencial

viernes, 19 de marzo de 2010

Medidas sociales, sí, pero con recortes

La crisis está teniendo para el Gobierno de José Luís Rodríguez Zapatero las correspondientes luces y sombras. Si, por un lado, su gestión está siendo utilizada por sus adversarios como un trampolín para alcanzar el Palacio de La Moncloa; por otro, está “tocando” de manera más o menos profunda, el programa social del PSOE. El déficit público parece que ha tocado techo y el gasto de todas las Administraciones del Estado (incluidas, lógicamente, las autonómicas y locales) debe restringirse porque así obliga Bruselas y porque una situación de gasto continúo, es insostenible.

Aún así, Zapatero sigue empeñado en mantener el gasto imprescindible para sostener algunos puntos de su programa social vivos. Si en estos días finaliza, como se comprometió el Ejecutivo, el denominado “Segundo Plan E”, o “Fondo Estatal de Inversión Local”, dotado con 8.000 millones de euros, el apoyo público al empleo se resentirá. Por ello el Gobierno ha propuesto al resto de los partidos acuerdos en puntos clave como la bajada del IVA en la rehabilitación de viviendas, cuya actividad ha calculado dará empleo a más de 300.000 personas en dos años.

También en esta línea de mantener el empleo se podría encuadrar el acuerdo alcanzado con las organizaciones agrarias para dotar de una inyección de liquidez al sector de 2.400 millones de euros a fin de que puedan mantener e incrementar el empleo en este sector.

Además, el Ejecutivo tiene previsto para este año 2010 destinar a programas sociales casi 800 millones de euros más que en 2009, de los cuales casi 350 millones de euros serán específicamente para medidas de inclusión social, aunque algunas de ellas ya están incluidas en el Fondo Estatal de Inversión Local. Un gasto elevado que cuadra mal con la política de contención del gasto público a la que se ha comprometido el Ejecutivo. Si a esto le añadimos seguir sacando normas y leyes a las que hay que dotar económicamente, la cosa se pone difícil, aunque por lo que parece, no imposible.

Precisamente ayer se dio a conocer la Encuesta de Condiciones de Vida del Instituto Nacional de Estadística (INE). Y la mayoría de los medios recogieron como dato más relevante que el 13,7% de los hogares españoles tiene muchas dificultades para llegar al fin de mes, lo que supone el valor más elevado de los últimos seis años (1,5 puntos más que en el año anterior).

Esto supone que uno de cada tres hogares no tiene capacidad para afrontar gastos imprevistos, lo que representa un 5,8% más que en 2008. El estudio también destaca que el 7,2% de los hogares tuvo retrasos en los pagos a la hora de abonar gastos relacionados con la vivienda principal en los 12 meses anteriores a la realización de la encuesta.

Pero esta misma encuesta dice otras cosas, que los medios no han resaltado. Una de ellas es que la mejora de pensiones y la ampliación de la cobertura social consiguen reducir la tasa de pobreza en España al aumentar un 1,6% los ingresos medios anuales de los hogares españoles. Y es que, según el mismo INE, los ingresos medios anuales de los hogares españoles alcanzaron los 26.429 euros en el año 2008. Además y pese a la crisis, hay también un descenso del nivel de pobreza, sobre todo entre los pensionistas.

La encuesta, que está realizada en la primavera del año 2009 que recordemos era el peor momento de la crisis, refleja también que el 19,5% de la población residente en España en 2009 estaba por debajo del umbral de pobreza, pero con ser éste un evidente mal dato, es menor que la que había en 2008 y 2007. Teniendo en cuenta la crisis, sólo puede atribuirse al efecto de la ampliación de la cobertura social que ha venido haciendo el Gobierno, para ayudar a los ciudadanos con mayores dificultades.

La tasa de pobreza de los pensionistas se ha reducido tres puntos en los tres últimos años, gracias a la subida de las pensiones mínimas. De hecho, sólo el aumento de las pensiones aplicado por el Gobierno en 2009 hizo llegar a este colectivo 1.280 millones de euros más que el año anterior. Los datos dicen que la tasa de pobreza entre las personas mayores de 65 años se ha reducido del 28,5% en 2007, al 25,7%, en 2009.

En definitiva, que como ya se dijo desde estas páginas en anteriores informaciones, una cosa es la que se publica y otra la realidad, o no. Ahora queda saber si con el recorte de este gasto social, que lo habrá, tendremos que leer dentro de dos años los datos del INE de manera muy distinta.

Desde el Gobierno se optó por  ahorrar en Sanidad, El Ministerio que preside Trinidad Jiménez,  y las Comunidades Autónomas alcanzaron ayer  ya  un acuerdo para lograr un ahorro en el gasto farmacéutico de 1.500 millones de euros. Para ello se aprobará la próxima semana un Real Decreto.

Aquí sí que las comunidades gobernadas por el PP han consensuado el acuerdo, curiosamente uno de los pocos a los que llegarán con el Gobierno para combatir la crisis. Pero de recortes nada se dice en  Defensa, Interior  o Asuntos Exteriores, cuyas competencias no están transferidas. Esperemos que se mantengan las ayudas y que el recorte del gasto público se haga con cabeza y sin las prisas que imponen algunos interesados.

domingo, 14 de marzo de 2010

El IPC sigue la senda europea

El pasado viernes se dio a conocer un nuevo dato del IPC (Índice de Precios al Consumo), éste correspondiente al mes de febrero y nuevamente los sectores de la derecha conservadora han hablado del riesgo que corremos de entrar en deflación, aunque esta vez no han gritado sus voceros tan fuerte como en meses anteriores, quizá escarmentados ya de ver lobos donde sólo está el bosque.

Lo cierto es que con el dato de febrero se puede constatar que los precios se estabilizan en guarismos europeos. En febrero el IPC bajó dos décimas (-0,2%) y la tasa interanual, es decir respecto a febrero del pasado año, queda en el 0,8%. El descenso, según fuentes del Gobierno, se debió a la disminución de precios en vestido y calzado, por las rebajas, y alimentos y bebidas no alcohólicas.

Fuentes del Ejecutivo consultadas por gacetilla señalan que febrero confirma así, el mantenimiento de una tasa moderada de inflación, en un marco de precios bastante estable, que previsiblemente, continuará en los próximos meses.

Pero el dato realmente importante es que la inflación subyacente se mantuvo estable en febrero y que la tasa interanual se mantiene en el 0,1%. Conviene recordar, sobre todo para los catastrofistas, que, la inflación subyacente siempre ha estado en cifras positivas, incluso en los meses de 2009 que registraron bajada de precios. Para aquellos que lo desconozcan, la inflación subyacente es la que más se ajusta a la realidad, porque no está sometida a la oscilación de los precios de los carburantes y de los alimentos frescos.

Pero además conviene saber que nuestra tasa de inflación es igual que la del resto de la zona euro y es la misma tasa de inflación que la adelantada por Eurostat para el conjunto de la zona euro. El IPC armonizado (o IPCA, que se utiliza para comparar la inflación española con la de los otros países de la UE) en febrero fue del 0,9% interanual.

De todos, los sectores que más han influido en este retroceso han sido el del Transporte cuya tasa interanual alcanzó el 5,8%, Ocio y Cultura y Alimentación y Bebidas alcohólicas.

Por comunidades autónomas, los precios subieron en todas, aunque de manera más elevada en las de Cataluña (un 1,2%), Baleares (un 1%) y Aragón, Cantabria, Galicia y Madrid, (todas en un 0,9% más).

Para el secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, el dato del IPC de febrero (0,8% en tasa interanual) “confirma la normalización” de la inflación en tasas moderadamente positivas, que se mantendrán en los próximos meses.

Video de EP: El IPC se estabiliza

sábado, 13 de marzo de 2010

Visto y oido (Del 12 al 17 de abri)

Por Juan Lucio


1. Las etiquetas de la ropa. Se han dado cuenta de que ahora se compra una prenda de vestir o complemento y lo que más llama la atención –a veces, más que el precio- es la etiqueta. He visto algunas que parecen librillos de tres y cuatro hojillas, en las que te cuentan de todo, e incluso en varios idiomas. En diferentes colores: blancas, negras, grises… Y lo peor es que a veces te rozan molestamente o se muestran indecorosamente una vez arreglados.
2. El utensilio de la cocina. Compro de urgencia un rallador en una tienda regentada por un ciudadano chino. Subo a casa, le quito el cartón que sirve de embalaje, rallo el queso, lavo el rallador y lo guardo. El cartón ha quedado en la mesa y cuando lo vas a poner en el montón de papeles para reciclar, te das cuenta de que has comprado (según dice en el rótulo) un ¡cepillo de carpintero! ¿Tecnología oriental? ¿Quién lo tradujo?
3. Fenómeno de la naturaleza. Marchaba en bici por un pueblo de las cercanías de Madrid y en eso que veo un cartel colgado en una farola que anunciaba la presencia en un circo de “El oso humano”, ¡glup! La figura del plantígrado aparecía en el cartel con toda clase de instrumentos musicales. El pobre parecía “el oso orquesta”. ¿Qué dirán de esto los grupos proteccionistas? ¿Se manifestarán igual que hacen contra las corridas de toros?
4. Guipúzcua, “a las mueve y media”... Estas dos erratas aparecieron en la prensa de la semana pasada. La “nueva provincia” vasca lo hizo en un rótulo de un telediario de la primera cadena de Televisión Española, y “la hora más movida” –las mueve y media– en el diario “El País”. Y termino con este “aluno” que brillaba con luz propia en una presentación para alumnos de bachillerato de la Universidad Carlos III, de Madrid. Ya se sabe: “En casa del herrero, cuchillo de palo”.

jueves, 11 de marzo de 2010

En Economía "Spain is different", o no

Es como si estuviéramos subidos en una noria que no parara de girar. Así es como se ve la situación económica mundial, en general, y española, en particular. Desde diversos organismos e instituciones no paran de llegarnos informes, todos ellos avalados por ilustres personajes del mundo de las finanzas, la economía o simplemente de la comunicación que opinan a diestro y siniestro sin cortarse un pelo. La última amenaza llegaba ayer miércoles curiosamente desde la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), el club los 30 países más ricos del mundo. Según sus analistas, España e Irlanda serán los países de la UE más afectados por la crisis económica.

Según este, por ahora, último informe, que fue presentado en la capital de Francia, el gasto público, el empleo y el Estado del bienestar, es decir, el nivel de vida de los ciudadanos, verán una reducción y no sólo durante la crisis, sino más a largo plazo. Este organismo ha previsto que el crecimiento conjunto de los miembros de la organización se reduzca un 3,1%. Para los economistas que han realizado el estudio en los 30 países miembros de la organización, que ya habían crecido a un ritmo medio de entre el 2% y el 2,25% anual en los siete años que precedieron a la crisis, la progresión va a quedar limitada a una cifra en torno al 1,75% a largo plazo.

Y esta reducción de la riqueza se verá agravada en Irlanda, donde el PIB bajará hasta 11,8 puntos, y España, con 10,6 puntos menos. En otros países habrá también un impacto sobre el PIB, así en el Reino Unido será del 2,9%, en Francia del 2,8%, del 4,1% en Italia, Grecia y Portugal. Para la OCDE la caída de la capacidad de crecimiento económico se produce por la caída del empleo, lo que recortará el PIB en 9,8 puntos en Irlanda y en 8,4 puntos en España, eso cuando la media ponderada en la OCDE sea de 1,1 puntos. Además, los efectos de la crisis sobre el empleo en Irlanda y España llevan incluidos una reducción en la llegada de inmigrantes.

Para la OCDE España necesita una reforma laboral con reducción en la protección de los contratos fijos (les suena lectores) para así reducir los contratos temporales. El informe asegura también que España ha hecho caso omiso de sus recomendaciones y que desde 2005 no ha actuado para eliminar el ajuste de los salarios a la inflación pasada o para que las empresas puedan, sin someterse a los convenios colectivos, negociar por su cuenta la evolución salarial. También pide cambios en el sector de la construcción y en el financiero para que sean más equilibrados.

Pero a diferencia del PP, la OCDE aconseja subir el IVA o lo que es lo mismo, los impuestos sobre el consumo, porque aseguran que hace menos daño; ya que para el economista jefe de la OCDE, Carlo Padoan, un aumento de la fiscalidad sobre las empresas tiene un efecto más negativo sobre la economía que los impuestos sobre el consumo.

Otros que llegan anunciando malos augurios económicos son los analistas del Royal Bank of Canada (RBC), que según informa Ramón García en Invertia.com, el pasado mes de febrero elaboraron un “mapa caliente” con el Índice de Riesgo Soberano de los países de la OCDE. Según este mapa de los malos augurios, Irlanda y Grecia son los dos países que tienen mayor posibilidad de entrar en bancarrota, mientras que Noruega es el estado más solvente. Nuestro país ocupa el séptimo lugar en esta lista por detrás de Francia, país  que, según el RBC, presenta mayor peligro para los inversores que España.

Resulta cuanto menos chocante que dos informes de, suponemos, prestigiosos analistas difieran tan notablemente en cuanto al riesgo de los países. En éste del RBC a pesar de que la UE ha llamado la atención a España por sus problemas de deuda pública, son otros países como Reino Unido, Italia o Francia los que presentan mayor posibilidad de impago. El país más peligroso de la OCDE sería Irlanda. Éste presenta dificultades en su balance fiscal, en su capítulo de exportaciones, en el crecimiento del PIB y en su inflación.

Grecia, por su parte, flojea en aspectos como la deuda pública o el balance por cuenta corriente. Y Portugal está débil en cuanto a su balanza por cuenta corriente según el Índice de Riesgos Soberano.

El problema del Reino Unido viene por su balance fiscal y el de Italia, por su parte, tiene problemas con la deuda. Hasta llegar al puesto séptimo no se encuentra a España y nuestro país según este índice flojea en el crecimiento del PIB o en el déficit comercial. Lo llamativo, es que España se coloca por detrás de Francia, que con un ratio del 0,37 tiene mayor riesgo de impago. Además, Japón y EE UU, por este orden, siguen a España en este ranking. Suiza y Noruega, puesto vigésimo y vigésimo primero cada uno, serían los países con menor riesgo para los inversores.

Entonces la pregunta es, por qué ese empeño de poner a España en el peor de los supuestos cuando se realizan prospecciones a medio o largo plazo. Está claro que son muchos los economistas internacionales que hacen estudios genéricos de toda Europa y aplican a cada país esa metodología en lugar de analizar cada problema (paro, deuda, vivienda, fiscalidad…) individualmente y por país, para luego hacer una prospectiva general. Es decir, los analistas usan los mismos esquemas para analizar a todos los países.

Peor aún se pone la situación cuando son los periodistas los que trasladan los análisis a sus medios y además los adornan con su propia imaginación. Aparecen términos cómo los ya famosos de países PIGS (cerdos) en donde engloban a Portugal, Irlanda Grecia y España (Spain) (claro dicho desde un medio británico, que tiene su guasa) o el último hito en calificaciones fue realizado por el profesor Richard Baum que en Reuters.com, calificó de países  STUPID (estúpidos) a Turquía, España Portugal, Irlanda, Dubái y Reino Unido.

Habría que preguntarse también cuál es la razón por la que afamados analistas señalan a la economía española como la de mayor riesgo en Europa. Quizá porque proyectan los datos publicados sobre nuestro país y los extrapolan a análisis europeos, o los analizan situándolos en casos extremos. O simplemente piensan en inglés. Allí no se entiende que con una tasa de paro que roza el 20%, la población no se haya movilizado. Pero en los países anglosajones sería incomprensible las ayudas públicas de los parados de larga duración y mucho menos una economía sumergida como la que tenemos en España.
Y yo me pregunto. No será que estamos aprovechando esta crisis y que en la mayoría de los gobiernos de los países de la vieja Europa están sentados partidos neoconservadores para sacar adelante reformas de todo tipo que en otro momento hubiera sido imposible no ya realizar, sino proponer. Cómo dijo el eslogan turístico ideado en los años sesenta y cuya paternidad se atribuye al que fuera ministro de Franco y líder del PP, Manuel Fraga: “España es diferente” (Spain is different). Por eso, no queramos ahora que en Economía sea igual, o sí.

Visto y oído (del 12 al 19 de marzo de 2010)



Por Juan Lucio



1. Palabras gruesas. Las manifestaciones siempre han sido ocasión para presentar ante la sociedad eslóganes, frases y estribillos. Muchos se han convertido en muletillas populares que se han quedado para siempre en el cancionero popular. Últimamente, con la derecha todo el día en la calle clamando al cielo, se han escuchado palabras muy gruesas en las manifestaciones contra la ley del aborto. Vean y lean: que si los “bolcheviques” de Mayor Oreja; que si la “licencia para matar” del vocero obispal, Juan Antonio Martínez Camino; que si Zapatero nos va a dejar “sin niños” como si fuera el Sacamantecas, y por ultimo las que vitoreaban al ¿no nacido?: “El pueblo unido quiere al no nacido” y “Vivan los no nacidos”. Estremecedor vocabulario.
2. Del verbo echar sobra la hache. Tras echarme la siesta el pasado sábado, echo un vistazo en la red para ver cómo va el partido de dobles entre España y Suiza. El encuentro echaba más o menos chispas, aunque el resultado era bueno (ganó la pareja española), pero el que escribía sobre el partido en Marca.com no lo tenía tan claro al asegurar que los jugadores suizos “se hecharon a la red”… ¿Se tumbaron en ella? De todas formas lo que sobraba era esa hache del verbo echar. Echémosla fuera.
3. Auto por anto. Hacía tiempo que no la veía por los textos, pero sabía que todavía perduraba. Antonomasia (hasta el corrector del Word no me deja escribirla) por antonomasia. La sinécdoque de poner un nombre por otro se convirtió en el texto leído en autonomasia, que me figuro tendrá que ver con algo de uno mismo, por lo de auto.
4. Otras perlas. Y también he oído que el equipo “vino remontando desde atrás” (nunca se puede remontar desde delante) y he visto un Valdemorrillo, pueblo tan taurino de la provincia de Madrid que ha cambiado su “morillo” por el “morrillo”, esa porción carnosa de las reses en la parte superior y anterior del cuello.

martes, 9 de marzo de 2010

La crisis y su efecto sobre las mujeres

Cuadro de Eusebio Gómez pulsar aquí
Las grandes cifras económicas hablan de que el empleo femenino se ha visto menos afectado por la grave crisis económica que padecemos, que el empleo masculino pero, una vez más, estas grandes cifras vuelven a “invisibilizar” la realidad de la mujer en el trabajo. Así se desprende de un magnífico informe, de Laura Arroyo, Amparo Merino, María José Romero y Elvira S. Llopis, que bajo el título de “Los efectos de la crisis sobre las mujeres: empleo, segregación ocupacional”, se ha realizado para la Fundación 1º de Mayo de CCOO, que preside Rodolfo Benito. (Ver trabajo).

Según este informe, aunque es cierto que estadísticamente el empleo femenino se ha resentido menos que el masculino en esta crisis, estas certeza “se basa sobre otra, a saber, aquella que nos habla de la intensa segregación ocupacional y sectorial de que hemos sido objeto las mujeres, que no hace sino poner de manifiesto la persistencia de la discriminación en el ámbito laboral”.

Y es que, “en la medida en que la destrucción de empleo ha afectado primordialmente a la construcción residencial y a la industria, sectores en los que la participación laboral de las mujeres es o bien testimonial (en el primero de los casos) o no alcanza el 25% (en el caso de la industria), y lo ha hecho en mucha menor medida en el sector servicios donde la presencia de mujeres ocupadas es mucho más que significativa”. A pesar de todo esto “el paro femenino, que sigue estando por encima del masculino, también se ha incrementado en un 5,2%, un dato que no se ha comentado mucho”.

Curiosamente estamos ante lo que las autoras denominan “el efecto de las grandes cifras” y se preguntan: “¿Por qué las cifras referidas a mujeres siguen siendo las pequeñas cifras”? “No se ha comentado, a pesar de ser bien significativo, que la tasa de actividad femenina se ha incrementado desde el tercer trimestre de 2008 hasta el mismo trimestre de 2009 en un 1,1% (manteniendo todavía un diferencial negativo con respecto a la tasa media de los países centrales de la UE), permaneciendo, a pesar de ello, 17,6 puntos por debajo de la de los varones, cuya tasa de actividad sí ha decrecido en un punto porcentual en el mismo periodo”, señala el informe.

Para las autoras, “esa concepción del empleo de las mujeres como friccional, genera como es sobradamente sabido, una segmentación del mercado de trabajo que relega a las mujeres a empleos escasamente retribuidos y escasamente protegidos”. “Sin embargo, cuando los ingresos que hemos denominado  principales decrecen y, en un contexto de endeudamiento general de las familias, no es posible hacer frente a los gastos, el umbral que define el coste de oportunidad se rebaja, las mujeres incrementan su capacidad  para hacer frente a la actividad productiva y a la actividad reproductiva a la vez que ésta se incrementa también, en la medida en que se restringe el gasto de comprar en el mercado bienes y servicios que ahora vuelven a producirse, de manera económicamente invisible, en el hogar”.

Y para muestra basta un botón: “El incremento de la población activa femenina que se ha producido entre 2008 y 2009 se corresponde con una disminución de las mujeres inactivas que, según datos de la EPA, se cifra en 480.000 mujeres, cuya causa de inactividad era dedicarse a las denominadas labores del hogar. En el mismo periodo, el número de hombres inactivos por la misma causa apenas se incrementó en 53.000, el gasto público en educación crecía el 1,9% (la mitad del incremento de los PGE), y el gasto público en dependencia, que en términos porcentuales experimentó un incremento muy sustantivo, contaba con la promesa de acceder a las prestaciones a las que se pudiera tener derecho en el plazo máximo de un año”. Así pues, “esta salida a la desesperada de las mujeres en búsqueda de empleo repercutirá además, sin duda, en las condiciones y la calidad del mismo”.

Según el informe “no deja de ser cierto que el empleo ocupado por mujeres (que no “empleo femenino”), ha mostrado una menor vulnerabilidad frente a los primeros momentos de la crisis económica que el empleo ocupado por los hombres. En 2008, cuando la ralentización en el crecimiento económico supuso un crecimiento del Producto Interior Bruto de tan sólo un 1,2% con respecto al año anterior, la tasa de empleo masculina decreció, con relación a 2007 en 2,4 puntos porcentuales, en tanto la tasa de empleo femenina continuaba su crecimiento pese a ser éste muy exiguo: 0,3 puntos con respecto al año anterior”.

Pero esta aparente posición ventajosa del empleo de las mujeres en plena crisis hay que analizarlo detenidamente. Según las autoras el “crack” de la construcción ha generado gran parte del paro masculino por ser un sector eminentemente masculinizado Las mujeres en el trabajo han sido “objeto de una fuerte segregación ocupacional” que es una constante “tanto en la Unión Europea como en España”.

Para las autoras, “las mujeres presentan una mayor presencia en determinados sectores de actividad, que no necesariamente coinciden con una mayor presencia de varones, lo que pone de manifiesto que esa concentración no obedece a una distribución en función de la cantidad de empleo disponible, sino de una preferencia selectiva en función del sexo, bien sea ejercida por las empresas, bien lo sea por las propias mujeres, que no tienen formación adecuada para desempeñar determinadas ocupaciones (lo que no es sino fruto, a su vez, de una elección formativa que está determinada por estereotipos de género), o que renuncian, a priori, a puestos de trabajo masculinizados (lo que remite, nuevamente, a estereotipos de género socialmente construidos)”.

Así, se recoge en este informe “seis sectores aglutinan cerca del 70% del empleo femenino en al UE-25: Salud y Servicios Sociales, Comercio minorista, Educación, Administración pública, Servicios a empresas, y Hostelería y restauración. En séptimo lugar aparece la rúbrica “Empleadas de hogar”, que en el caso de España ocupa el cuarto lugar en cuanto a empleo de mujeres, aunque ese lugar está ocupado, en el cómputo global de la UE-25, por la Agricultura”.

“En el caso de los hombres, un porcentaje similar de empleo se distribuye entre 11 sectores, lo que viene a significar un abanico mayor de oportunidades de empleo para los hombres que para las mujeres. Entre los seis primeros de cada sexo únicamente coinciden tres: Comercio Minorista, Administración pública y Servicios a las Empresas; no obstante, en el caso de Comercio minorista hay que señalar que la concentración es mucho mayor en el caso de las mujeres que en el caso de los varones”, continúa el estudio.

En resumen: “las mujeres, en tiempos de crisis, incrementan notablemente su carga de trabajo”, y nos obliga a matizar mucho más acerca de las repercusiones de la crisis económica entre las mujeres”. “De no interponerse medidas que eviten esta impulsión de las mujeres hacia la búsqueda de cualquier empleo, se persistirá en la negativa situación de la mano de obra femenina en el mercado de trabajo, en las condiciones y la calidad del mismo”.

En definitiva, concluye el informe, la igualdad real “debe formar parte del cambio por razones de justicia social, pero también de eficiencia económica: el “capital humano” que pueden incorporar las mujeres en un mercado de trabajo no discriminatorio, en el que tengan acceso a todos los puestos de trabajo, a todas las categorías laborales, en igualdad de condiciones laborales y retributivas, no hará sino incrementar también la calidad de los propios procesos productivos y la competitividad de las empresas”.

lunes, 8 de marzo de 2010

Ni fraude fiscal, ni economía sumergida

El pasado viernes el Consejo de Ministros aprobó el denominado Plan de prevención del fraude fiscal, laboral y de la Seguridad Social que tiene como objetivo mejorar la prevención de la evasión fiscal, la economía sumergida y el trabajo no declarado. Un plan que ha pasado casi de puntillas de cara al gran público, pero que tendrá enorme repercusión en un país donde la economía sumergida representa, según algunas fuentes, casi el 23,3% del Producto Interior Bruto (PIB), lo que supondría que nuestro país deja de ingresar los impuestos de casi 245.000 millones de euros en economía sumergida.

Aunque el Ejecutivo asegura desconocer la cantidad real que defrauda la economía sumergida, sí que, con este Plan, intenta coordinarse para atajarla, así como el fraude fiscal existente, y para ello el Plan contará con 60 medidas para evitar –mediante la prevención– y también para detectar y corregir, en su caso, los nuevos fenómenos de fraude, surgidos en el contexto de la crisis económica, que derivan en economía sumergida y en trabajo no declarado.

En España ya existe un plan de lucha contra el fraude fiscal y otro contra el fraude laboral, así que la idea del Ejecutivo es unir los dos y coordinar a los investigadores. En la actualidad, el Plan de Prevención del Fraude Fiscal, que ya tiene cinco años de vigencia (2005-2009), ha permitido recaudar 35.500 millones de euros, mediante actuaciones de control y prevención del fraude.

Por su parte, en el ámbito laboral, el Gobierno ha aumentado el número de inspectores y subinspectores de Trabajo, para poder hacer más inspecciones. A día de hoy, hay en nuestro país 1.954 inspectores y subinspectores, casi 500 más de los que había en el año 2004, lo que ha permitido, por ejemplo, que en el año 2009 se hayan realizado 225.000 actuaciones contra la economía irregular, un 30% más que en 2008, y, también, que, a lo largo de este periodo, hayan descendido los accidentes mortales en el trabajo.

Durante 2009, y en el caso de la Seguridad Social, la recaudación ejecutiva ascendió a 1.425 millones de euros y en el de la Inspección de Trabajo, las liquidaciones crecieron un 10% hasta los 960 millones de euros.

Pues bien, si la Agencia Tributaria ha aumentado su eficacia combatiendo y previniendo el fraude fiscal, por su lado, y el Ministerio de Trabajo ha aumentado su eficacia, haciendo lo mismo con el fraude laboral y a la Seguridad Social, por el suyo, si unen sus esfuerzos, sus medios y comparten su información para atajar el repunte provocado por la crisis de estos tres tipos de fraude, de manera integral, conjunta y coordinada, serán mucho más eficaces aún y es por eso, según las fuentes gubernamentales consultadas por gacetilla por lo que el Gobierno ha decidido poner en marcha un nuevo Plan que comenzará a aplicarse de forma inmediata.

El Plan incorpora 60 medidas orientadas, en gran parte, a la prevención y el fomento del cumplimiento voluntario de las obligaciones, y también a la captación de información, mediante el uso conjunto de bases de datos y de nueva información. Además de realizar actuaciones de control conjuntas y propias de cada organismo y actuaciones de recaudación coordinadas con refuerzo de la cooperación internacional, a través de nuevos convenios de doble imposición, de programas europeos de intercambio de información y el impulso de una red europea de lucha contra el fraude.

Otro de los objetivos del plan es conseguir la implicación de los agentes sociales y económicos en la lucha contra el fraude y para ello se plantearán acuerdos a nivel nacional, autonómico y local, para que se impliquen activamente en la lucha contra el trabajo no declarado y se extenderán los llamados acuerdos de entendimiento y de intercambio de información con organizaciones sectoriales, para prevenir el fraude en aquellos sectores con mayor riesgo defraudatorio.

Estas actuaciones conjuntas se centrarán especialmente en las áreas de mayor riesgo de fraude actual. Entre ellas las empresas aparentemente insolventes pero que presentan actividad, en el comercio irregular y en el contrabando.

Las medidas, que se conocerán esta misma semana, irán dirigidas, según aseguró en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros la vicepresidenta segunda, Elena Salgado, a mejorar en la prevención de la evasión. La titular de Economía adelantó algunas medidas concretas como la creación de un certificado único con el que las empresas demostrarán que están al corriente de sus obligaciones de pago con las administraciones públicas, ya sea en materia tributaria o de la Seguridad Social.

Pero a la oposición tampoco le gusta el Plan. Para el partido conservador la economía sumergida que existe en España no se combate sólo con represión, sino que hay que propiciar las condiciones para que aflore, aunque no especificó cuáles.
Por su parte Izquierda Unida (IU) calificó el plan de “un cascarón mediático sin nada sustancial”, y ERC lo tildó de “decepcionante"” ya que esperaban más de él.
Para la Secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, “si es siempre importante tener una economía transparente, lo es mucho más en época de crisis”. Pajín señaló que en crisis el fraude fiscal, laboral o de la Seguridad Social es “una deslealtad social” y recordó que, en los últimos años, el Gobierno socialista ha conseguido recaudar 35.000 millones de euros con medidas antifraude e insistió en la necesidad de construir ente todos “una economía transparente y con cimientos sólidos”.

En definitiva estamos ante un Plan para hacer aflorar dinero sumergido y para perseguir a los defraudadores. Un Plan que debería haber sido muy bien recibido por todos si queremos que el Estado ingrese lo que le corresponde. A más crisis, más economía sumergida y menos recaudación vía impuestos. Y a menos impuestos, menos servicios públicos. Un país no se puede permitir esta economía escondida, porque deja de existir como país.

sábado, 6 de marzo de 2010

Desde el Monte Parnaso (del 6 de marzo al 12 de marzo)

Por Heráclito










Me contaba el otro día mi viejo amigo Anaxímenes, que subió a este Monte Parnaso para hacerme una visita, uno de los chistes que figuran en el Philogelos y que me hizo sonreír durante toda una eternidad.
Resulta que a las 3.00 de la madrugada, suena el timbre de la casa; abre la puerta el dueño y al abrir se encuentra con un completo desconocido y borracho diciéndole:
“Señog, por bavor, bodría bajar a embujarme un poco, verá ej que... ?”
Eldueño de la casa le interrumpe indignado:
“No me molestes. ¿Pero cómo te atreves a llamar a esta hora? Además, en tres horas tengo que levantarme para ir a trabajar. Así que, deja de molestar y ¡búscate la vida!”
El borracho se disculpa y se va obediente y cabizbajo.
El dueño de la casa regresa a su cuarto, se queda insomne y empieza a sentir remordimiento de conciencia y piensa:
"¿Y si me hubiera pasado a mi? ¿Y si mi coche se quedara tirado en medio de la madrugada y nadie me ayudara a empujarle? ¡Sabe Dios lo lejos que estará ese hombre de su casa¡. Aunque lo mejor es que no conduzca en su estado. Venga, hay que ser solidario".
El hombre decide salir de su casa para buscar al borracho. Abre la puerta y ya no había nadie. Mira hacia el parque de enfrente medio a oscuras, y grita:
“¡¡Ehh!!.....¿dónde está el que necesita que le empujeeeeeennn??”
Y en eso, se oye a lo lejos al borracho decir:
“Aquiiiiiiiiiiiiiiiiii!!!... En los golumpioooossss!!! 
Viene a cuento este retazo de humor porque la función política está llena de acciones y omisiones, dependiendo del interés y del momento. Zapatero, según Rajoy, sería el borracho del cuento que pide ayuda. Y Rajoy, según Zapatero, sería el columpio.
Y ustedes queridos lectores se preguntarán ¿quién sería el dueño de la casa? Pues la respuesta es muy clara: el pueblo.
A veces, y sobre todo en política, es mejor no tener buenas intenciones.

viernes, 5 de marzo de 2010

Visto y oido (Del 5 al 12 de marzo)



Por Juan Lucio


1. Sí a los toros. Me repugna el maltrato a la mujer, y más que uno diga (filósofo Mosterín, dixit) que es una tradición, y me repele también la ablación de clítoris de las culturas africanas que cercenan la libertad de la mujer. Amo la fiesta de los toros, amo la belleza del toro y disfruto con el toreo, y me repele que cercenen mi libertad de asistir a un espectáculo que es parte de mi vida. Me repugna que comparen esas odiosas acciones con la lucha entre el toro y el hombre, ¡qué tendrán que ver! Por eso pido que me dejen elegir libremente y que sea yo quien decida si voy o no a una plaza de toros, y no sea la imposición de unos pocos, porque eso suena a dictadura.
2. Corte de digestión ortográfico. Voy andando por la calle y en uno de esos menús que ponen en pizarras a la puerta de los restaurantes veo unas “verenjenas” con uve. Tamaña agresión ortográfica contra esta sabrosa solanácea me produce un corte digestivo-lingüístico. Por no decir, el siguiente, del que me informa una lectora: “Plato convinado”. ¡Esta es de cólico!
3. Romanticismo pornográfico. Una amiga me comenta que está leyendo una novela ¿ro-mán-ti-ca? (léanlo despacio y prepárense para lo que viene) en la que los arrullos amorosos se convierten en frases tan ro-mán-ti-cas como: “Jugó un poco con el pequeño capullo entre los dedos”, “la polla le latía contra la barrera de sus ropas”, “sentía la pura fuerza y tamaño de su verga”, “el grueso glande latía duro y sensible” y acabamos con la siempre emotiva frase: “Oscuro gruñido de pasión”. La obra analizada es “El beso de medianoche”, de Lara Adrián (RBA).
4. Otras perlas. Y también he visto un “sábemos” y un “tanbién”; y he oído “la centralidad de un edificio” o “culpabilizar” por culpar, cuando siempre es más correcta la segunda a pesar de que los dos estén en el diccionario.

jueves, 4 de marzo de 2010

Arrecia la campaña para doblegar a Zapatero

Cuestión de responsabilidad o un simple giro a la derecha del Gobierno de Zapatero. Abrumado por la campaña mediática interior y rodeado de neoconservadores en el resto de Europa el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, podría estar tentado a realizar un giro a la derecha en su política económica. O no.

El presidente y su Gobierno han resistido furibundos ataques contra las medidas sociales que ha puesto en marcha desde que alcanzó el poder en 2004. Ha soportado protestas callejeras capitaneadas por la Iglesia y los neoconservadores. Ha escuchado cómo le calificaban de “amigo de los terroristas”. Ha padecido que digan de él que es un mal gobernante y que no tiene los pies en el suelo. Todo lo ha soportado con eso que se ha llamado “el talante”. Pero ahora, cuando llega la prueba de conocer la capacidad de reacción frente a una crisis económica neoliberal, parece que la derecha conservadora le tiene contra las cuerdas. Han sido años duros de desgaste acrecentado por una política cainita de la oposición del PP, amplificada por una corte de corifeos mediática que ha calado y mucho en la sociedad española.

Escribía William Shakespeare en La Tempestad que “la miseria familiariza a un hombre con extraños compañeros de cama”, que en su contexto venía a referirse a un náufrago que para sobrevivir debía compartir cobijo con un monstruo. La adaptación más usual fue: “La política hace extraños compañeros de cama”, utilizada para señalar alianzas puntuales entre enemigos políticos. Pues bien, aquí en España no habrá pacto de Estado para salir de la crisis, por más que se empeñen unos y otros en hacer el paripé. Lo que sí habrá será, si el PP que está muy crecido en los últimos días no “recula”, pactos puntuales, es decir, el Gobierno tendrá al partido conservador como “compañero de cama”.

Y esta “camaradería” parece que ya asusta a los sindicatos y a los partidos de izquierda que ven cómo el Gobierno podría ceder ante las presiones conservadoras y recortar los gastos sociales. De hecho, la vicepresidenta segunda y ministra de Economía, Elena Salgado, ya ha dicho hoy jueves que “ve muy difícil”, y recalco el “muy”, aceptar las propuestas de IU que implican un incremento del gasto público ya que “no es compatible con la reducción progresiva del déficit público”. A pesar de esto, Salgado calificó de positivos los encuentros de hoy con IU e ICV.

Pero el Coordinador Federal de IU, Cayo Lara, no es de la misma opinión. Lara no ha apreciado ninguna “voluntad del Gobierno de llegar a un acuerdo global” de izquierdas con esta formación para buscar medidas con las que combatir la grave crisis económica. Lara argumentó esta reflexión en el hecho de que el Ejecutivo socialista rechaza una reforma fiscal progresiva para que sean las rentas altas quienes contribuyan más a los ingresos del Estado, que mantenga su intención de subir el IVA en el segundo semestre, así como un duro recorte del empleo público, y que no destine ayudas “de una forma seria” a las pymes y los autónomos.

Para Cayo Lara, “el Gobierno se niega a subir los impuestos a los ricos para crear empleo y también a crear ayuda seria a las pymes para hacer inversión pública que sirva de locomotora de la economía. Además, la salida a la crisis no debe pasar por recortar drásticamente el empleo público”.

A pesar de esto, el coordinador Federal destacó que Izquierda Unida había logrado abrir cuatro líneas de trabajo para alcanzar sustanciales mejoras en las propuestas planteadas por el Ejecutivo. Éstas irían dirigidas a avanzar en el plan de rehabilitación de viviendas y edificios como generador intensivo de empleo a corto plazo, la mejora en los módulos para adquirir viviendas protegidas de VPO, una mayor contribución fiscal -en línea con lo que se plantea en la UE- de los bonos que cobran los altos directivos bancarios, así como avances para ayudar sustancialmente a la financiación y mejora de la liquidez de pymes y autónomos con créditos del Instituto de Crédito Oficial (ICO).

Lara avanzó que desde la vicepresidencia económica se va a estudiar la propuesta hecha por su formación de que haya una subvención pública directa del 25% del coste que tengan las obras de rehabilitación, que se completaría con otro 75% de aportación de los propietarios particulares y cifró en “700.000 los empleos que se podrían crear por esta vía”, que tendría un bajo coste para el Estado, ya que habría una reversión del dinero aportado a las arcas del Estado al dinamizarse la economía y con el empleo generado. Valoró que la propuesta única de deducción en el IRPF hecha por el Gobierno “resultaría ineficaz y no generaría suficiente empleo”.

IU también arrancó al Gobierno durante la reunión de hoy el compromiso de estudiar una revisión en el precio de la vivienda de protección oficial (VPO) y se abrió a la propuesta de que los créditos que facilite el ICO a las pymes y autónomos no se gestionen sólo a través de una única entidad bancaria y que en la concreción de este proceso tengan un papel destacado las cajas de ahorro.

También Joan Herrera de ICV se mostró muy crítico con el Gobierno al que acusó de “seguir en sus trece” para no abordar una salida de la crisis “progresista”, estudiando asuntos como “una política fiscal justa, una política pública de largo alcance”.

Así las cosas, parece que son los partidos de la izquierda parlamentaria los más descontentos con la troika gubernamental que sin embargo sigue mandando guiños al PP para acercar posturas. Pero el partido conservador quiere más. Su líder señaló en una entrevista en Telecinco que el auténtico problema no es lo que ha planteado el Ejecutivo sino “lo que no ha planteado”. En este sentido, ha recordado que “las cuatro prioridades” que tiene la economía española son: la reducción del gasto público, no subir los impuestos, que vuelva el crédito y una reforma del mercado laboral para crear empleo “y no se han abordado”. “El principal problema del Gobierno es que habla mucho y hace poco”, ha asegurado en la entrevista.

Y bastaba con ver la autosuficiencia del responsable de Economía del partido conservador, Cristóbal Montoro, en la comisión de Economía del Congreso de hoy jueves, en la que participaba la ministra Elena Salgado. Allí Montoro le ha espetado de repente a la vicepresidenta segunda que no mirara tanto los papeles porque ya se los debe conocer, hemos hablado de ellos todos estos días. Yo no necesito papeles.

En la entrevista a la cadena de televisión Rajoy se ha referido al paro juvenil y ha recordado que hoy 45 de cada 100 jóvenes no pueden trabajar lo que es “una cifra inasumible e inaceptable. Debería haber, respetando la situación de los 45 días, un contrato de menos días para estimular la contratación indefinida sobre todo para personas que estén en paro y para jóvenes”. Para el líder del partido conservador “es posible crear puestos de trabajo, ya lo hicimos entre el año 1996 y el 2004 cuando creamos cinco millones y medio empleos. Con otra política económica, aseguro y afirmo categóricamente que en España se pueden crear puestos de trabajo y que nuestro país puede volver a ser el país que dio lugar a que se hablara del milagro español”. "No entiendo” finaliza, “por qué no se produce una rectificación de algo que todo el mundo ve que va mal”.

Zapatero se encuentra ante un dilema: o cumple las imposiciones económicas de una Europa dominada por partidos neoconservadores, o mantiene sus postulados. A Grecia los alemanes de Ángela Merkel ya le han sugerido que venda alguna isla para afrontar su grave déficit económico. A nosotros ¿qué nos pedirán?

miércoles, 3 de marzo de 2010

Por fin el PP “enseña sus cartas”

Mientras unas fuentes aseguran que la reunión mantenida hoy miércoles durante dos horas entre la troika del Gobierno que conforma la comisión negociadora y los tres representantes del partido conservador para acercar posturas de cara a juntar esfuerzos para atajar la crisis económica ha sido muy positiva; otros, los del PP, siguen en sus trece de que las posturas están muy alejadas y continúan echando chinitas en el camino, esta vez poniendo el acento en la reforma laboral y en la reducción del déficit público, donde para alcanzarlo piden la eliminación de tres ministerios.

Y es que desde el PP, que ayer por fin enseñó sus cartas y presentó un documento bajo el título de “Alternativas frente a la crisis“, se exige que no quede fuera de esta mesa de negociación el asunto de la reforma laboral, mientras que los representantes del Gobierno señalan que ya tiene una mesa propia de negociación y que hay que esperar a lo que allí se acuerde. El Gobierno, no obstante, sigue abierto y esperanzado en alcanzar acuerdos, así la vicepresidenta segunda y ministra de Economía, Elena Salgado, que ha valorado muy positivamente la reunión, ha señalado en rueda de prensa que aún existe “alguna diferencia de fondo con el PP sobre la forma de reducir el déficit público” pero que en el resto de los asuntos tratados “hay grandes puntos de acuerdo”.

Según la vicepresidenta segunda del Gobierno, “tras la revisión de 40 medidas planteadas por los populares, hay más de 20 que coinciden con los planteamientos del Gobierno”. Salgado asegura que el PP pone menos énfasis que el Ejecutivo en el cambio del modelo productivo. Salgado ha definido como “cuatro grandes espacios de acuerdos” entre el Gobierno y el partido conservador: la competitividad, la política energética, la internacionalización de la economía y el desarrollo necesario de infraestructuras.

Elena Salgado, señaló también a los periodistas que habrá acuerdos en cuanto a la reducción del IVA en la rehabilitación de viviendas y en que el ICO conceda directamente los créditos a las PYMES, así como en el asunto de combatir la morosidad de las administraciones públicas y las empresas para con los autónomos y las PYMES.

Así las cosas, CiU no ha dudado en señalar que si estamos todos de acuerdo en muchas de las propuestas lo que debería hacer el Gobierno es ponerlas en marcha lo antes posible y mejor ahora que más tarde. Salgado ha recogido el guante y ha asegurado que se pondrán en marcha lo antes posible, aunque esto no significa que se aprobarán en el próximo Consejo de Ministros, para que luego sean convalidadas en el Parlamento. La vicepresidenta también adelantó que medidas como la rebaja del IVA en rehabilitación de vivienda son también apoyadas por los partidos de izquierda del arco parlamentario.

Y si el IVA une al PP y al Gobierno, el IVA también los separa. Para el partido conservador, el Ejecutivo debería anular la subida del IVA general, prevista para el próximo mes de julio. A este respecto la ministra Salgado explicó a los periodistas que esta decisión (de incrementar el IVA general), contenida en los Presupuestos Generales para 2010, cuenta con el aval de la Comisión Europea porque España necesita cubrir la importante merma de ingresos fiscales que ha supuesto la caída del sector de la Construcción.

Según Salgado, el Ejecutivo espera alcanzar un acuerdo lo más amplio posible con todos los grupos en un plazo breve. “Vamos a intentar lograr el máximo acuerdo posible en los máximos puntos posibles”, señaló Salgado.

Las propuestas del PP

En el documento que el PP ha presentado al Gobierno “Alternativas frente a la crisis” se recogen una serie de medidas vagas, la mayoría, para salir de la crisis. Sus postulados que se pueden resumir en dos grandes apartados son: “Rectificar la política económica aplicada hasta la fecha ante el fracaso manifiesto de sus medidas y llevar a cabo una política económica decidida y coherente enmarcada en los siguientes ejes: garantizar la sostenibilidad de las finanzas públicas e impulsar la austeridad presupuestaria, la reestructuración del sistema financiero, la reforma fiscal, la reforma laboral, competencia y unidad de mercado, morosidad y financiación de las familias y empresas, la política energética y el comercio exterior, la I+D, las TIC e infraestructuras”.

Para el PP se puede reducir el déficit sin necesidad de incrementar los impuestos. Según el documento hay que “formalizar un acuerdo nacional, político, social y territorial para garantizar la sostenibilidad de nuestras finanzas públicas y hacer viables nuestros servicios públicos”. Para ello “el Gobierno propondrá a las fuerzas políticas un escenario creíble de reducción del déficit y la deuda públicos. Dicho Escenario de Austeridad no debe incluir subidas de impuestos. En él se contemplará para todas las Administraciones Públicas (una a una) los niveles máximos de gasto y endeudamiento para cada ejercicio, compatibles con el objetivo final de reducción del déficit. En el caso del Estado se detallará por capítulos y políticas la propuesta del Gobierno de reducción del gasto”, entre otras cosas como: ”reforma de la Ley de Estabilidad Presupuestaria y una  reforma en profundidad del conjunto del sector público mediante una modificación de la Ley de Bases de las Haciendas Locales y de la LOFCA”.

En este documento, el PP pide también la modificación del Plan de Acción Inmediata 2010 para que el recorte del gasto público alcance los 10.000 millones de euros, que incluya “necesariamente” la reducción de costes en varios capítulos, entre los que destacan los de personal y gastos corrientes y fomentar la colaboración público-privada”.

Entre los recortes de personal, el PP ha dejado escrito en su documento que estos recortes se lograrán “a través de la eliminación de la Vicepresidencia Tercera y de los Ministerios de Igualdad y Vivienda, la supresión de Organismos Autónomos, Agencias y otras entidades Públicas cuyas funciones puedan realizarse sin la correspondiente personalidad jurídica propia, la reducción del 50% de los puestos de Asesoría y Gabinete y la reducción del 25% del presupuesto para Altos Cargos, Personal Eventual e Incentivos al rendimiento.”

Y ya puesto a meter intereses conservadores en el documento, el PP propone agilizar las posibilidades para las fusiones entre cajas de ahorro, ”garantizando” la “profesionalidad de los órganos de gobierno” y promover su eficiente implantación en el territorio nacional, mediante la “incompatibilidad entre cargos electos y la pertenencia a los órganos rectores de las cajas”.

El Partido Popular también sigue insistiendo en la reducción de forma permanente de dos puntos en la cotización empresarial a la Seguridad Social.

Parece ser que al final más de lo mismo, aunque si se alcanzan acuerdos parciales, bienvenidos sean. Lo único que ya comienzan a pedir desde la izquierda es que los partidos conservadores no se aprovechen de que el Pisuerga pasa por Valladolid para introducir medidas conservadoras que vayan en detrimento de los trabajadores y de los ciudadanos y en provecho del gran capital.




La visión de un ex soldado de Irak

DISCURSO DE MIKE PRYSNER, ex soldado destinado en Irak indicando quienes son el enemigo verdadero de su pais.

El Tiempo (pincha la provincia)