Política Economía Comunicación Personas Confidencial

jueves, 11 de marzo de 2010

En Economía "Spain is different", o no

Es como si estuviéramos subidos en una noria que no parara de girar. Así es como se ve la situación económica mundial, en general, y española, en particular. Desde diversos organismos e instituciones no paran de llegarnos informes, todos ellos avalados por ilustres personajes del mundo de las finanzas, la economía o simplemente de la comunicación que opinan a diestro y siniestro sin cortarse un pelo. La última amenaza llegaba ayer miércoles curiosamente desde la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), el club los 30 países más ricos del mundo. Según sus analistas, España e Irlanda serán los países de la UE más afectados por la crisis económica.

Según este, por ahora, último informe, que fue presentado en la capital de Francia, el gasto público, el empleo y el Estado del bienestar, es decir, el nivel de vida de los ciudadanos, verán una reducción y no sólo durante la crisis, sino más a largo plazo. Este organismo ha previsto que el crecimiento conjunto de los miembros de la organización se reduzca un 3,1%. Para los economistas que han realizado el estudio en los 30 países miembros de la organización, que ya habían crecido a un ritmo medio de entre el 2% y el 2,25% anual en los siete años que precedieron a la crisis, la progresión va a quedar limitada a una cifra en torno al 1,75% a largo plazo.

Y esta reducción de la riqueza se verá agravada en Irlanda, donde el PIB bajará hasta 11,8 puntos, y España, con 10,6 puntos menos. En otros países habrá también un impacto sobre el PIB, así en el Reino Unido será del 2,9%, en Francia del 2,8%, del 4,1% en Italia, Grecia y Portugal. Para la OCDE la caída de la capacidad de crecimiento económico se produce por la caída del empleo, lo que recortará el PIB en 9,8 puntos en Irlanda y en 8,4 puntos en España, eso cuando la media ponderada en la OCDE sea de 1,1 puntos. Además, los efectos de la crisis sobre el empleo en Irlanda y España llevan incluidos una reducción en la llegada de inmigrantes.

Para la OCDE España necesita una reforma laboral con reducción en la protección de los contratos fijos (les suena lectores) para así reducir los contratos temporales. El informe asegura también que España ha hecho caso omiso de sus recomendaciones y que desde 2005 no ha actuado para eliminar el ajuste de los salarios a la inflación pasada o para que las empresas puedan, sin someterse a los convenios colectivos, negociar por su cuenta la evolución salarial. También pide cambios en el sector de la construcción y en el financiero para que sean más equilibrados.

Pero a diferencia del PP, la OCDE aconseja subir el IVA o lo que es lo mismo, los impuestos sobre el consumo, porque aseguran que hace menos daño; ya que para el economista jefe de la OCDE, Carlo Padoan, un aumento de la fiscalidad sobre las empresas tiene un efecto más negativo sobre la economía que los impuestos sobre el consumo.

Otros que llegan anunciando malos augurios económicos son los analistas del Royal Bank of Canada (RBC), que según informa Ramón García en Invertia.com, el pasado mes de febrero elaboraron un “mapa caliente” con el Índice de Riesgo Soberano de los países de la OCDE. Según este mapa de los malos augurios, Irlanda y Grecia son los dos países que tienen mayor posibilidad de entrar en bancarrota, mientras que Noruega es el estado más solvente. Nuestro país ocupa el séptimo lugar en esta lista por detrás de Francia, país  que, según el RBC, presenta mayor peligro para los inversores que España.

Resulta cuanto menos chocante que dos informes de, suponemos, prestigiosos analistas difieran tan notablemente en cuanto al riesgo de los países. En éste del RBC a pesar de que la UE ha llamado la atención a España por sus problemas de deuda pública, son otros países como Reino Unido, Italia o Francia los que presentan mayor posibilidad de impago. El país más peligroso de la OCDE sería Irlanda. Éste presenta dificultades en su balance fiscal, en su capítulo de exportaciones, en el crecimiento del PIB y en su inflación.

Grecia, por su parte, flojea en aspectos como la deuda pública o el balance por cuenta corriente. Y Portugal está débil en cuanto a su balanza por cuenta corriente según el Índice de Riesgos Soberano.

El problema del Reino Unido viene por su balance fiscal y el de Italia, por su parte, tiene problemas con la deuda. Hasta llegar al puesto séptimo no se encuentra a España y nuestro país según este índice flojea en el crecimiento del PIB o en el déficit comercial. Lo llamativo, es que España se coloca por detrás de Francia, que con un ratio del 0,37 tiene mayor riesgo de impago. Además, Japón y EE UU, por este orden, siguen a España en este ranking. Suiza y Noruega, puesto vigésimo y vigésimo primero cada uno, serían los países con menor riesgo para los inversores.

Entonces la pregunta es, por qué ese empeño de poner a España en el peor de los supuestos cuando se realizan prospecciones a medio o largo plazo. Está claro que son muchos los economistas internacionales que hacen estudios genéricos de toda Europa y aplican a cada país esa metodología en lugar de analizar cada problema (paro, deuda, vivienda, fiscalidad…) individualmente y por país, para luego hacer una prospectiva general. Es decir, los analistas usan los mismos esquemas para analizar a todos los países.

Peor aún se pone la situación cuando son los periodistas los que trasladan los análisis a sus medios y además los adornan con su propia imaginación. Aparecen términos cómo los ya famosos de países PIGS (cerdos) en donde engloban a Portugal, Irlanda Grecia y España (Spain) (claro dicho desde un medio británico, que tiene su guasa) o el último hito en calificaciones fue realizado por el profesor Richard Baum que en Reuters.com, calificó de países  STUPID (estúpidos) a Turquía, España Portugal, Irlanda, Dubái y Reino Unido.

Habría que preguntarse también cuál es la razón por la que afamados analistas señalan a la economía española como la de mayor riesgo en Europa. Quizá porque proyectan los datos publicados sobre nuestro país y los extrapolan a análisis europeos, o los analizan situándolos en casos extremos. O simplemente piensan en inglés. Allí no se entiende que con una tasa de paro que roza el 20%, la población no se haya movilizado. Pero en los países anglosajones sería incomprensible las ayudas públicas de los parados de larga duración y mucho menos una economía sumergida como la que tenemos en España.
Y yo me pregunto. No será que estamos aprovechando esta crisis y que en la mayoría de los gobiernos de los países de la vieja Europa están sentados partidos neoconservadores para sacar adelante reformas de todo tipo que en otro momento hubiera sido imposible no ya realizar, sino proponer. Cómo dijo el eslogan turístico ideado en los años sesenta y cuya paternidad se atribuye al que fuera ministro de Franco y líder del PP, Manuel Fraga: “España es diferente” (Spain is different). Por eso, no queramos ahora que en Economía sea igual, o sí.

1 comentario:

angel dijo...

A perro flaco todo son pulgas, viene a cuento de que, cuando España ha estado boyante, en la lista de los mejores de Europa, nadie nos llamó PIGS, por que aquí muchos ingleses, nórdicos, alemanes,etc. etc. tenían su principal residencia, con todos los servicios garantizados, y una factible tarifa de impuestos, Ahora como somos los ñalos de la pelicula, pues que nos......... Quisiera rendir un póstumo homenaje, a un sabio de la Lengua Castellana, persona que se merecía un Nobel, que por desgracia se lo dieron a una persona Zafia y Vulgar. Que descanse en Paz Don Miguel.

La visión de un ex soldado de Irak

DISCURSO DE MIKE PRYSNER, ex soldado destinado en Irak indicando quienes son el enemigo verdadero de su pais.

El Tiempo (pincha la provincia)