Política Economía Comunicación Personas Confidencial

sábado, 12 de diciembre de 2009

Informe Económico 2009. Todos los retos del presidente


El presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, fue muy criticado en medios conservadores, y en alguno que otro que se dice progresista, tras la presentación que hizo el pasado jueves ante los empresarios de su Informe Económico 2009. Éste es el tercer Informe que el jefe del Ejecutivo presenta dentro de la línea de transparencia con la que se comprometió, tras su llegada al Gobierno.

Pero como gacetilla ha tenido acceso a las líneas maestras del informe, vamos a analizar cuáles son.
En él, se recoge que 2009 ha sido uno de los años más difíciles de la historia económica reciente de España, por haber confluido la crisis financiera global con el ajuste del que, desde hacia quince años, venía siendo el sector con mayor peso relativo en nuestro PIB (Producto Interior Bruto), el sector inmobiliario. Así las cosas, el frenazo de este sector ha causado un brusco aumento del desempleo en nuestro país: se han destruido 1,5 millones de puestos de trabajo (la mitad en el sector de la construcción) y la tasa de paro se ha elevado hasta el 17,9%.

Para combatir este escenario, el Ejecutivo puso en marcha el denominado “PlanE”, un plan que ha adaptado a las peculiaridades de la economía española las pautas generales contenidas en el Plan de Recuperación de la Unión y en las recomendaciones del G20. Este plan supone el mayor y el más cuantioso de los programas anticíclicos aplicados hasta ahora en España. Y es que de no haberse aplicado estas fuertes medidas, el desempleo habría sido mucho mayor y se habrían destruido un número muy importante de empresas.

Pero estas son acciones realizadas. Ahora hay que saber cuáles son las que el Ejecutivo quiere realizar. José Luis Rodríguez Zapatero está convencido de que en España hay que cambiar el modelo de crecimiento. El presidente ha asegurado que la Economía española va a volver a crecer con carácter inminente. Que el principal objetivo de ese crecimiento es volver a crear empleo, cuanto antes. Y, sobre todo y esto es muy importante, que España va a recuperar la estabilidad presupuestaria, en los tiempos marcados.

Sí. Todo esto está muy bien, pero la pregunta es cómo y con qué instrumentos.

A la primera pregunta el Informe asegura que creciendo de otro modo, esto es, con las reformas precisas para incrementar nuestra competitividad, renovando el modelo productivo, mejorando el mercado laboral y ganando terreno en innovación.

Los instrumentos para llevar a cabo estos planes son las reformas ya iniciadas durante este año, sobre todo con la Estrategia para la Economía Sostenible, presentada por el Ejecutivo, con un calendario preciso de iniciativas hasta final de legislatura. Y con los dos nuevos fondos ya anunciados, que estarán operativos desde el día 1 de enero de 2010 y se destinarán a seguir combatiendo el desempleo. Los dos fondos están dotados con un total de 25.000 millones de euros.
El Gobierno cree necesario, también, promover reformas en otros dos ámbitos que serían el laboral y el sistema de pensiones. Pero que nadie se asuste.

Para el Ejecutivo sería muy importante alcanzar un primer acuerdo con los interlocutores sociales en el primer trimestre de 2010, para una reforma laboral que fortalezca a las empresas, pero sin debilitar a los trabajadores. Y en materia del sistema de pensiones, el Gobierno remitirá sus propuestas de reforma a los grupos parlamentarios y a los interlocutores sociales en enero de 2010.

Pero el informe hace referencia al sistema financiero español y a las medidas del PlanE.

Para el Ejecutivo, a diferencia de lo que ha ocurrido en otros países, las medidas de apoyo al sistema financiero español no sólo no le han costado nada al contribuyente, sino que están produciendo beneficios. Así, el Fondo de Adquisición de Activos arroja una previsión de beneficios de más de 600 millones de euros en 2009 y 2010 y el programa de avales del Tesoro ha generado hasta el momento más de 1.000 millones de euros, en concepto de comisiones.

Ahora, hay que lograr que vuelva a fluir el crédito para apoyar la recuperación y los esfuerzos en los próximos meses deben centrarse en una rápida racionalización del tamaño del sistema financiero y para ello el Gobierno ha creado el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

En cuanto al PlanE, de no haberse aplicado, asegura el Informe Económico, la destrucción de empleo habría sido mayor y es que según los datos del Gobierno sólo los dos Fondos aplicados este año han evitado dos puntos más de aumento del desempleo, además del cierre de plantas de producción de automóviles en España. Muchas de las empresas que han podido mantenerse, gracias las medidas del PlanE, habrían cerrado sin ellas, baste recordar que los planes de apoyo a sectores estratégicos, como el de automoción, han sido determinantes para garantizar su futuro. Y gracias a las medidas del PlanE, España ha podido seguir avanzando –también en este año de crisis- por la senda de la modernización y de la innovación tecnológica emprendida en los últimos años.

Los datos siguen siendo tozudos; así sabemos hoy que a pesar del importante esfuerzo fiscal que se está realizando, España presentará en 2010 un ratio de deuda sobre PIB casi 20 puntos inferior a la media europea, lo que ha posibilitado que dos, de las tres agencias de rating, hayan confirmado la máxima calificación para nuestra deuda, y que la tercera la haya rebajado mínimamente, del 10 al 9.

Pero de esta crisis el Ejecutivo dice haber sacado una serie de enseñanzas. La primera es que no podemos (ni debemos digo yo), volver a un crecimiento estable sin hacer profundas reformas de nuestro modelo productivo. Que de la crisis hay que salir juntos o, si no, prolongará sus efectos en el tiempo. Que el mantenimiento del modelo social que tanto esfuerzo ha costado alcanzar ha exigido, exige y exigirá un papel activo del Estado. Que el papel del Estado para sostener la actividad y estimular su reactivación era y sigue siendo imprescindible. Y, por último, que sin una respuesta coordinada de los poderes públicos en el marco internacional, no hubiera sido posible estabilizar los mercados financieros y detener la caída libre de la actividad económica.

3 comentarios:

pirata dijo...

Creo que partiendo del PlanE, la reforma tan cacareada de la patronal, se moje de una vez, y se siente a dialogar con los sindicatos y gobierno. Ni que decir tiene que es lo más lógico y razonable, para que haya un acercamiento de posturas y llegar a un acuerdo, para que los todo poderosos de la CEOE, no vean a éste gobierno como la bestia negra de sus crisis. A pesar de que los originarios de ésta crisis, están muy tranquilos en sus asientos Bancarios, esperando repartirse el pastel de las fusiones, con la ayuda del frob, y otras prebendas, como el cierre de sucursales y el despido ó prejubilación anticipada.

Anónimo dijo...

Ya veremos si al final el señor Díaz Ferrán no acaba con "un pijama de rayas", con la ruina a la que ha llevado sus empresas y como consecuencia a sus trabajadoras y trabajadores.
Desde luego vaya representante que se ha buscado la patronal!! espero que no sean todos así, porque si no ya podemos empezar a poner velitas a los santos!!!

Manuel Santaella dijo...

Me parece que no anda usted muy desencaminado señor. Lo que sí está claro ya es que un personaje como este no se puede representar ni a sí mismo.

Saludos.

La visión de un ex soldado de Irak

DISCURSO DE MIKE PRYSNER, ex soldado destinado en Irak indicando quienes son el enemigo verdadero de su pais.

El Tiempo (pincha la provincia)