Política Economía Comunicación Personas Confidencial

martes, 12 de enero de 2010

Si gobernara el PP


Hay que decirlo alto y claro para que nuestros lectores se den por enterados si es que aún no lo estaban. Estamos acostumbrados a escuchar machaconamente las críticas que desde el partido conservador se lanzan al Gobierno un día sí y otro también; críticas, a sabiendas muchas veces de ser falsas, como el ya famoso caso de Mariano Rajoy blandiendo tomates y asegurando que el Gobierno había negociado con Marruecos la salida de la activista saharaui Aminatou Haidar a cambio de proporcionar al reino alauita la entrada de sus tomates en la UE.


La oposición conservadora y sus ideólogos han pensado que así realizan una labor dura de desgaste del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, aunque sus críticas carezcan de fondo político alguno, no en vano ya Aznar se vanagloriaba de que su partido, a diferencia del resto, carecía de carga ideológica lo que le hacía más capaz de enfrentarse al siglo XXI. Por eso, y sobre todo por eso,  quizá sea conveniente llegado el primer mes de 2010 hacer un ejercicio de política ficción y decirle a los españoles cual sería la política española si gobernara el PP.


Como durante todos estos años que el partido conservador lleva en la oposición, y su líder como líder, hemos sido incapaces de conocer cuál sería su política en caso de alcanzar el Gobierno, aunque ya la imaginábamos unos por conocer al personaje y otros por haberla padecido durante su paso por distintos ministerios durante el “bimandato” de José María Aznar. Ahora, por fin el señor Rajoy se ha quitado la careta en una entrevista en el diario El Mundo y ha dejado algunas perlas de por donde iría en caso de ser presidente del Gobierno y aunque hay que señalar que no ha dicho todo lo que haría, podemos vislumbrar ya algunas cosas.


Un conservador que se precie debe impedir que el Estado intente cualquier tipo de control sobre el capital privado, dejando a lo que llaman iniciativa privada, la recuperación económica. Así Rajoy, que se sabe al dedillo el manual del perfecto conservador, asegura que él lo primero que hará será “controlar el gasto público” o lo que es lo mismo reducir el Estado, pero no dice nada de potenciar los controles sobre bancos y cajas o sobre empresas que tanto han tenido que ver en la actual crisis económica.


Su segunda gran medida sería “resolver el problema del crédito” ya que para el líder popular “es urgente una reestructuración del sistema financiero español, que va muy lenta” y el tercer pilar de su política, quizá el más importante y que por fin ha sido dicho por el líder conservador sería acometer una “reforma laboral” que considera “urgente”, es decir abaratar el despido.


El presidente del PP considera necesaria “una indemnización menor” por despido que la actual, aunque siempre que "esté vinculado a una mayor estabilidad” en el empleo. "Soy partidario de un nuevo contrato que contemple una menor indemnización por despido, vinculado a una mayor estabilidad", como si esto fuera el axioma de la lucha contra el paro. "Estaría dispuesto”, asegura el líder popular, “a congelar el sueldo a los funcionarios para reducir el déficit, bajar los impuestos y facilitar la creación de empleo".


Eso sí, el líder conservador planea llegado al Gobierno reducir los impuestos, entre ellos el IVA, aunque no ha dicho cómo contempla mantener las prestaciones sociales sin que el Gobierno recaude vía impuestos.


Pero si miramos cómo gobierna el partido popular allí donde tiene esta potestad (ayuntamientos o comunidades) podemos observar que una cosa es predicar y otra bien distinta es dar trigo. Así en Madrid su ayuntamiento ha elevado los impuestos, en lugar de reducirlos. En 2003 un madrileño que tenía un piso de unos 90 metros cuadrados pagaba 98,1 euros y seis años más tarde paga 261,8 euros. Y es que según el economista y concejal socialista de Madrid, “la deuda del Ayuntamiento de Madrid (PP) supone un 25% del total de la deuda municipal nacional. Esto ha llevado a que un ciudadano madrileño tenga una deuda de 2.080 euros, y solo aporte efectivamente algo más de 550 euros, frente a los 809 presupuestados en 2008. Sorprende que el nivel de endeudamiento del Ayuntamiento de Madrid sea tan elevado, máxime con la cantidad de carencias de servicios públicos esenciales. Esta es una de las razones de la implementación de la nueva tasa de basuras, que se ha diseñado como un recargo sobre el IBI. Por ello, las necesidades impositivas serán crecientes en el consistorio madrileño, rompiendo todos los credos sobre subida de impuestos, austeridad o elevado endeudamiento”.


Y todo esto sin contar con las subidas en medios públicos como el abono de 10 viajes en metro y autobús.


Pero Madrid no es el único caso, en Galicia gobernada por  el PP, se ha eliminado la gratuidad de los libros de texto, en Madrid (cuya comunidad gobierna el PP), se ha reducido la financiación de las universidades públicas en más de un 30%, o Valencia (también en manos del PP), se han eliminado las becas complementarias.


Ahora eso sí, hay tres asuntos que el PP modificará nada más alcanzar el poder: el primero, la ley del aborto tal y como el Gobierno socialista pretende sacar adelante. En segundo lugar la ley de la Memoria Histórica, lo que convierte a España en la única democracia europea que no ha revisado su pasado y su dictadura, y, por último, y la ley de matrimonios homosexuales, les suena queridos lectores.


El PP se vanagloria de no tener ideología porque para ideología ya está la Iglesia católica, Esperanza Aguirre o Gerardo Díaz Ferrán.

2 comentarios:

angel dijo...

Me parece sublima la descripción que hace de las necedades que dice el sr. Rajoy, veo las patitas del lobo en esa piel de cordero, que tan cacareada vociferia se dedican a menospreciar la labor que hace el gobierno, eso sí; cuando ellos lleguen al gobierno, veremos si pueden sostener todo lo que predican, o es que a lo mejor esperan una ayudita de la patronal, o de los bancos, que hasta ahora tienen los grifos bastante cerrados, "ver para creer".

Manuel Santaella dijo...

Gracias amigo lector.

La visión de un ex soldado de Irak

DISCURSO DE MIKE PRYSNER, ex soldado destinado en Irak indicando quienes son el enemigo verdadero de su pais.

El Tiempo (pincha la provincia)