Política Economía Comunicación Personas Confidencial

martes, 2 de febrero de 2010

Las cuentas claras y Aznar sale de rebajas


El Presidente del Gobierno, acompañado por la Vicepresidenta Segunda y por el Ministro de Trabajo, se reunió con la Confederación Europea de Empresarios
Ya ha vuelto el ex presidente José María Aznar desde su cátedra de jubilado político a dar lecciones a los demás y sin recato alguno. Y ya le ha contestado el ministro de Fomento, José Blanco, pidiéndole contención y mesura que es lo que debe de tener un ex presidente del Gobierno de España, cualidades que este ex dirigente no practica habitualmente.

Y es que ayer, 1 de febrero, quien fuera el presidente peor valorado dos meses antes de las elecciones de 2004 (según el CIS de enero de 2004 la confianza de Aznar entre los españoles era poca o ninguna para el 60,2% de los encuestados) y durante la presentación del segundo número de la revista Geoeconomía,  del Instituto Choiseul, señaló que la situación de España es de “extrema gravedad” y parafraseando a Winston Churchill –“nunca tantos debieron tanto a tan pocos”-, señaló; “Nunca nadie hizo tanto daño en tan poco tiempo”, en clara alusión a la actuación de Rodríguez Zapatero.

Quizá este político conservador debería preguntar a sus sucesores qué están haciendo por España y si piensan hacer algo o esperan a ganar las elecciones para actuar, eso si no se defenestran antes entre ellos, y si no mire hacia la Comunidad de Madrid y observe cómo se las gasta su presidenta.

Mientras tanto, las cuentas del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero parece que están bastante claras, y así lo ha podido constatar gacetilla. Este Gobierno ha sido en toda la historia de la democracia el que más ha incrementado la protección social en España y el que más está subiendo las pensiones y lo está haciendo pese a estar inmersos en la mayor crisis económica desde hace 60 años.

Desde que llegó al poder José Luis Rodríguez Zapatero las pensiones mínimas se han incrementado hasta un 32%, en sólo seis años. Es, por lo tanto, la mayor subida de su historia. Se ha realizado un gran esfuerzo presupuestario en el mantenimiento y mejora de las principales políticas sociales ya existentes: sanidad, educación, desempleo y pensiones.

Con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero se han creado nuevas prestaciones sociales, entre las que destacan:

Prestaciones por dependencia: que han llegado ya a 500.000 personas.
Permiso de paternidad: más de 700.000 padres han disfrutado ya de este derecho.
Ayuda de 2.500 euros por nacimiento de hijo o adopción: la han cobrado ya 1.100.000 familias.
Renta Básica de Emancipación: más de 167.000 jóvenes se han acogido a esta nueva ayuda.
Nueva ayuda de 420 euros a los desempleados: lo están percibiendo 318.000 personas, ayuda que se ha aprobado en plena crisis económica.

Y tiene razón el señor Aznar en que tenemos un déficit muy alto. Pero  ese déficit se ha producido, aseguran fuentes del Ejecutivo, porque este Gobierno ha cumplido y está cumpliendo el compromiso de proteger más a los más débiles ante la crisis, en ayudar a pequeñas y medianas empresas y en sostener el sistema financiero y evitar un crak en la economía española. España afrontó la crisis en una situación de superávit de las cuentas públicas  durante cuatro años continuados. Y lo utilizó para hacer frente a la crisis, en un primer momento.

Las cuentas están claras. Durante el año 2009 se han destinado 36.514 millones de euros al pago de desempleo (según datos a 31 de octubre); 70.566 millones de euros al pago de pensiones (datos a 31 de octubre); 1.600 millones de euros a prestaciones por Dependencia; 400 millones de euros al pago de la Renta Básica de Emancipación; 838 millones de euros para ayudas por nacimiento de hijo o adopción (datos a octubre de 2009); 19.000 millones de euros del Plan PYME, a través de líneas ICO; 4.070 millones de euros al Plan de apoyo al sector del automóvil y, se han destinado: otros 2.000 millones de euros al Plan de apoyo al Turismo.

La mayoría de estas grandes cifras están incluidas en lo que se ha denominado Plan E que ha permitido, entre otras cosas, que el 25% del crédito que ha llegado a empresas y familias, durante todo el año 2009, se ha producido por la vía de las líneas del ICO; que medio millón de trabajadores hayan podido conservar o acceder a un empleo, a través de las inversiones del Fondo Estatal de Inversión Local; que 14.000 empresas se hayan podido sostener, gracias a ese mismo Fondo; que se haya podido garantizar el presente y el futuro de la industria del automóvil en España y que el sector del turismo esté renovándose para poder seguir siendo un pilar fundamental en el crecimiento de la economía española.

Para el Gobierno, las razones de haber llegado al actual déficit, además de por la merma de ingresos derivada de la crisis, se resumen en dos: para mantener el Estado del Bienestar y para fortalecer el tejido productivo español. Lo que el Gobierno parece que tiene claro es que de no haber aplicado estas políticas de protección social y de fortalecimiento del tejido productivo, el déficit hoy sería mucho menor, pero también serían mucho menores las posibilidades de España de salir de esta crisis con horizonte de futuro y de prosperidad. Lo que la derecha conservadora ha llamado “despilfarro”, este Gobierno lo califica de justicia y responsabilidad hacia los más débiles que, no lo olvidemos, no son ni han sido los responsables de esta crisis.

Por eso es ahora, cuando los analistas señalan que lo peor de la crisis ha pasado, es el momento de volver paulatinamente a la estabilidad presupuestaria. Ése es el objetivo del Plan de Austeridad, aprobado la semana pasada por el Gobierno, un plan que no afectará al gasto social, ni a la educación ni al I+D+i y que supondrá un ahorro para las arcas públicas de casi 50.000 millones de euros, entre este año 2010 y el 2013. Y con un claro objetivo: que España consiga, de aquí a 2013, reducir su nivel de déficit hasta situarlo en el 3%, tal como ha marcado Bruselas y establece el Plan de Estabilidad Financiera. Eso permitirá a nuestro país afianzar su crecimiento económico y desarrollar la Estrategia de Economía Sostenible, con la que el Gobierno quiere impulsar la recuperación de la economía y el empleo, introduciendo reformas y cambiando el modelo productivo en España.

Por eso resulta cuanto menos curioso que un ex presidente como Aznar que ganó las elecciones cuando España y Europa salían de una crisis y comenzaba un largo camino de bonanza económica. Que durante esos años no acometió ninguna medida previsora de cara a un futuro, como la ahora tan cacareada modificación del Pacto de Toledo para garantizar las pensiones públicas de todos los españoles. Que gobernaba de cara a la galería y con la vista fija en las elecciones. Venga ahora a dar lecciones de gobernabilidad y diga que “estamos al borde del abismo”. Si algún día su formación tuviera la responsabilidad de Gobierno sería bueno que no rematara la frase con aquello de: “y hoy hemos dado un paso adelante”.


Vídeo EP: Aznar da pie a que pidan otra vez el abaratamiento del despido

2 comentarios:

angel dijo...

No me es de extrañar las parábolas del sr.Aznar, de echo ya fue por Europa y América a denostar al sr. Zapatero, en vez de apoya a su Presidente. O es que no se acuerda, de sus famosa frases que recitó tan amablemente en contra de la ley del alcohol, con el viva el vino, o la ley de Seguridad vial, de que el conducia como quería. Y eso que yo estoy en contra de esta última ley. Espero que no vuelva a ser candidato, no sea que monten una guerra con algún descerebrado presidente, para que los lobys americanos y judios , fabricantes de armas se froten las manos. "que el de arriba no lo quiera".

Manuel Santaella dijo...

La memoria es débil, amigo lector y el ex presidente, por sus actos y sus dichos, parece ser un gran olvidadizo.

La visión de un ex soldado de Irak

DISCURSO DE MIKE PRYSNER, ex soldado destinado en Irak indicando quienes son el enemigo verdadero de su pais.

El Tiempo (pincha la provincia)