Política Economía Comunicación Personas Confidencial

lunes, 8 de febrero de 2010

PP: El penúltimo asalto final o el gran batacazo


Los tiempos en política hay que saber medirlos muy bien y el PP o sus asesores parece que han tocado a rebato para ir a por todas aprovechando la presunta debilidad de un Gobierno acuciado por los problemas económicos. Pero lo que parece el asalto final a la Moncloa desde Génova podría quedar en aguas de borrajas si el partido conservador se queda sólo en su intento.

Me decía un conocido, Scott Brown, nada sospechoso por ser norteamericano y republicano, que desde que perdió las elecciones el partido conservador español, ha perdido también la brújula y que si estuvieran en Estados Unidos alguno que otro de sus líderes estaría siendo tratado por el psiquiatra y puede que tenga razón Scott ya que en las últimas semanas el PP ha lanzado mensajes que rayan ya lo paranoico, algunos con caja de tomates incluido al más puro estilo populista de Manuel Fraga y sus garbanzos.

Si hacemos un poco de memoria, recordaremos al hoy presidente fundador del Partido Popular, antes Alianza Popular, o Coalición Democrática (CD) o Coalición Popular (CP), que “armado” de un saco de garbanzos y ante sus señorías en el Parlamento quiso poner en evidencia a los entonces sesudos ministros de Economía y sus cifras macroeconómicas y bajarlos al suelo de la microeconomía de andar por casa. En ese momento AP era la tercera o la cuarta fuerza política, no recuerdo bien, y el saquito de garbanzos en manos de ese airado señor que gritaba desde la tribuna de oradores no dejó de ser sólo una anécdota.

Pero han pasado los años y la criatura de Fraga ha crecido y ahora sus boutades dejan de ser sólo eso, y se ha pasado a la chabacanería más absoluta, con tomates incluidos en algún que otro mitin de Rajoy cuyos asesores le asesoran para que sea un político próximo a la gente y así ganar votos.

Pero esa raya también se ha saltado ya, y no sabemos bien si por deseo expreso de Rajoy, o por el de algún otro cerebro gris, el partido conservador se ha lanzado en tromba contra Zapatero sin importarles el daño que podrían hacer al Estado ni a la Europa que en este momento preside nuestro país, en una desenfrenada carrera por llegar a La Moncloa lo antes posible, atajos incluidos. Tal ha sido el desenfreno popular que el mismísimo Rajoy en vista de que algunos de los suyos podían irse por caminos cuanto menos resbaladizos ha tirado de la brida y ha mandado ralentizar el ritmo.

La llamada de Rajoy a la calma se ha producido justo el mismo día en que el otro de los candidatos de Aznar, el europarlamentario popular Jaime Mayor Oreja, ha pedido “un proyecto regenerador muy profundo”, con el miedo que dan estas peticiones ya realizadas por otro grupito de intelectuales cuando atacaron con toda sus artillería al entonces “tocado” Felipe González.

Mayor Oreja ha asegurado, en una entrevista publicada el diario ultraconservador La Gaceta, que la oposición tiene que estar pensando “sobre todo en algo más que en sustituir al Gobierno o a unas siglas; hace falta el coraje de adoptar un proyecto de gran envergadura, se necesitan agentes dispuestos a que esa decadencia no degenere en nada más”. Ahí queda eso.

Pero no ha sido el único, el propio Rajoy "ha lanzado dardos envenenados” contra Zapatero y su, según él, mala gestión de la crisis: “Lo que toca es que Zapatero vaya al Parlamento y nos diga qué va a hacer y cómo va a hacerlo”, le dice Rajoy al presidente que más veces ha acudido al Parlamento a someterse a debates e interpelaciones de toda la historia parlamentaria, incluida, por supuesto la de Aznar. Rajoy pide que el Gobierno “haga un plan” ya que el PP tiene un plan, “y está dispuesto a gobernar desde ya”, se le olvida que para gobernar “desde ya” tiene que ser por votación en unas elecciones o presentando una moción de censura y ganándola. Para el líder del PP el problema no es la economía española, sino Zapatero. "España es un gran país, tuvo un gran crédito en el exterior, y lo vamos a recuperar en cuanto el presidente del Gobierno deje de ocupar esa responsabilidad. El problema de España no es la crisis internacional, ni lo que diga un periódico, sino el Gobierno”.

Toda esta retahíla de acusaciones hacia el presidente del Gobierno y sus ministros, sobre su “incapacidad para gobernar” y para sacar al país de la crisis hace, según algunos analistas, que algunos “carroñeros” de las finanzas anden ojo avizor a posibles tajadas. Y todo esto en el momento en el que el Ejecutivo está intentando sacar adelante tres de las más importantes medidas anti crisis: la reforma laboral, la propuesta de pensiones y el plan de austeridad de la esfera pública.

Pero Zapatero y el Gobierno parece que no están solos. En un claro ejercicio de política de Estado, el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran, afirmó hoy que su formación está dispuesta a colaborar con el Gobierno “en lo que sea necesario”, con pactos puntuales y también dentro de un gran Pacto de Estado, para reorientar la política económica y superar la crisis. En rueda de prensa, tras el Comité Ejecutivo de CiU, Duran, que criticó duramente la política de Zapatero, ofreció alcanzar acuerdos sobre medidas que sean positivas para salir de la crisis dada la actual coyuntura económica. Lo mismo hizo el líder de CiU, Artur Mas, quien habló de un Pacto de Estado y ofreció, en declaraciones a RNE1, la ayuda de CiU al PSOE para pactar una “hoja de ruta” que permita superar la crisis.

La formación catalana emplaza a todos los partidos, incluido el PP, a aparcar el enfrentamiento y los partidismos para buscar medidas que permitan, a corto y largo plazo, devolver la confianza a los mercados. Para CiU  no debe utilizarse la situación económica para la “erosión” política, “No son momentos de mociones de censura, de debates irracionales, de utilizar la economía como instrumento de erosión política. Es el momento, más que nunca, de los grandes acuerdos políticos, del gran pacto de Estado para la economía”.

Algunos como ERC ya han recogido el guante y desde el PSOE se ve con muy buenos ojos este ofrecimiento del partido de Mas y también se dice dispuesto a pactar con el resto de formaciones. La mismísima vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega ha dicho que muy bien, aunque otros como el PNV aseguran que no van a salvar la cara al presidente del Gobierno. IU, por su parte, asegura que apoyará dependiendo de lo que se quiera aprobar.

Junto a esto, la vicepresidenta económica, Elena Salgado, ha iniciado en Londres una gira gubernamental por varios países, en un intento del Gobierno para convencer a la prensa británica y los inversores londinenses de la solvencia financiera española La visita se completa con un encuentro del secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, con un grupo de analistas e inversores. Campa también se desplazará a París para repetir la misma operación en la capital francesa.

El presidente Zapatero, por su parte, ya ha anunciado que la semana próxima acudirá al Parlamento, “a petición propia” para explicar las medidas económicas que quiere tomar.

Así las cosas parece que el PP tendrá que esperar, por lo menos a que se convoquen elecciones, porque los números, no los económicos sino los electorales, no le cuadran tampoco esta vez.

Vídeo LD: Rajoy y su plan




Vídeo LD: El ministro José Blanco habla de  ataques a la economía española


     

1 comentario:

angel dijo...

Vayan mis mejores augurios a las propuestas de CIU,y de ERC, aunque no me fio ni de los Cristianos ni de los Independentistas. Ni que decir tiene, que a los mal pensantes peperos, no le quedan otra receta que "agua y ajo", durante un ayuno de dos años. Es por otra parte peligroso, que el manipulado sr. Rajoy, salga a la palestra, con la frase "solución ya", ¿es que espera dar un golpe de efecto? por no decir otra cosa. Esperemos que se tomen una tila, y que de paso le dé un sorbito a Esperanza, pues se tiene que acostumbrar a vivir con el enemigo en casa.

La visión de un ex soldado de Irak

DISCURSO DE MIKE PRYSNER, ex soldado destinado en Irak indicando quienes son el enemigo verdadero de su pais.

El Tiempo (pincha la provincia)