Política Economía Comunicación Personas Confidencial

sábado, 6 de febrero de 2010

Zapatero ha movido su ficha para una reforma laboral


Tras la tempestad siempre llega la calma y eso parece que es lo que ha sucedido entre el Gobierno y los sindicatos. Lo que ayer eran furibundos ataques a tenor de la presentación del documento de debate sobre las pensiones en España, hoy, con el que ha presentado el Ejecutivo sobre reforma laboral, todo son parabienes. Y es que los secretarios generales de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Cándido Méndez, dijeron ayer viernes que la propuesta de reforma del mercado laboral que les ha entregado el Gobierno no es tan dura, mientras que para el cuarto en discordia, el patrono de patrones Gerardo Díaz Ferrán, en su calidad de presidente de la CEOE, el documento es positivo y las medidas en él contenidas van “en la buena dirección”.

Y la verdad es que tantas flores han descolocado a más de un sesudo analista que ya veía el fracaso del Gobierno y el adelanto de las elecciones generales. Pero como muy bien dice el refrán no se puede vender la piel del osos antes de cazarlo y el oso parece que aún está vivo y coleando.

Lo que es innegable es que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en su movimiento de ficha, que diría Aznar, se ha llevado a su terreno a los agentes sociales presentándoles una propuesta realista y que sirva de base final a una negociación que dura ya demasiado tiempo para una situación de crisis como la que estamos pasando. Zapatero, que tiene el mandato europeo de modernizar el mercado laboral español, reforma tan cacareada por la derecha española pero cuyos dirigentes cuando estaban en el poder no afrontaron, aseguró tras la reunión con los agentes sociales que su propuesta ni rompe el equilibrio entre empresarios y sindicatos, ni supone la pérdida de derechos para los trabajadores.

Pero cuáles son las líneas maestras de este documento sobre reforma laboral y por qué se ha presentado ahora. El objetivo es muy claro: dinamizar el mercado laboral, sin menoscabar los derechos de los trabajadores, ya que no se reducen las indemnizaciones por despido, ni habrá un contrato único.

La propuesta del Gobierno contiene cinco grandes bloques de medidas que básicamente son: medidas para favorecer el empleo de los jóvenes, para aumentar la eficacia de los instrumentos de intermediación laboral (colocación o recolocación de trabajadores desempleados); revisión de la regulación del contrato temporal, del contrato a tiempo parcial y de las bonificaciones a la contratación; para promover la reducción de la jornada laboral, como alternativa al despido en los ERES, mejorando la protección de los trabajadores afectados y un mayor control del absentismo laboral y de los procesos de incapacidad laboral.

El Ejecutivo considera necesario alcanzar un acuerdo con empresarios y sindicatos para acabar con la dualidad del mercado laboral español. Reduciendo la temporalidad ya que el Gobierno cree haciendo más rentable y atractiva para las empresas la contratación indefinida que la temporal y, junto a esto, promoviendo la contratación indefinida, pero eso sí, debe quedar claro, señalan las fuentes del Ejecutivo consultadas por gacetilla que el Gobierno no pone en cuestión la regulación actual del contrato indefinido ordinario.

Y cuáles son las medidas que propone el Gobierno:

1.- Redefinir la contratación temporal y promover la indefinida, reforzando los mecanismos para evitar el encadenamiento de contratos temporales y la rotación laboral, delimitando los casos y aumentar las inspecciones de Trabajo para controlar la contratación temporal injustificada además de introducir cambios, para ampliar la utilización del contrato fomento de la contratación indefinida, creado en 1997, de escaso uso actual.
2.- Medidas para favorecer el empleo de jóvenes, entre ellas, mejorar la protección social de los contratos de formación, de forma que generen el derecho a la cobertura de desempleo que ahora no tienen. Creación de un Programa Extraordinario de Empleo para jóvenes de hasta 24 años, en situación de desempleo y que carezcan de formación
3.- Contratos a tiempo parcial. La intención del Gobierno es introducir mejoras en la normativa sobre este tipo de contratos que apenas es utilizado en España. Para ello se propondrán dos modalidades de este contrato: una primera que facilite la conciliación de la vida laboral y familiar, mediante la fijación de un horario de trabajo fijo y estable y una segunda que, de manera más simple que la actual, permita flexibilidad en la organización de la jornada, para favorecer la adaptabilidad de las empresas a las variaciones del proceso productivo y reducir la temporalidad.
4.- Reducción de jornada como instrumento de ajuste temporal de empleo, en lugar del despido. Concretamente, el Gobierno cree que se debería flexibilizar el umbral de jornada reducida que permite el acceso a la protección por desempleo y fijarse un tope máximo a la reducción y establecer un procedimiento más rápido para ERES suspensivos, manteniendo las garantías de control.
5 Revisión de las bonificaciones ya que las actuales bonificaciones a la contratación, que suponen un coste de 3.000 millones de euros al año están perdiendo eficacia al haberse prácticamente universalizado y en consecuencia, cree necesario evaluar con los agentes sociales la posibilidad de revisarlas para concentrar este esfuerzo de inversión pública en los colectivos con mayores dificultades de empleo: los jóvenes, discapacitados y víctimas de violencia de género.
6.- Mejorar la eficacia de los servicios de colocación. con el objetivo de hacerlos más eficaces y para ello, actuaría sobre los Servicios Públicos de Empleo, las Empresas de Trabajo Temporal (ETT), incluyendo su preceptiva adaptación a la Directiva Europea de Servicios y las Agencias privadas de contratación.
7 Aplicación de la ley de Igualdad con medidas que permitan el desarrollo efectivo de esta norma en materia salarial ya que considera absolutamente necesario combatir la brecha salarial entre hombres y mujeres
8.- Mejorar los controles para evitar absentismo laboral no justificado para reducir estas prácticas que se realizaban bajo la fórmula de incapacidad laboral temporal.

El Gobierno de España tampoco se ha escondido en esta materia y ha acordado llevar a la Mesa del Diálogo Social estas propuestas, cuya mayor concreción cree que debe salir de la negociación y el acuerdo con los sindicatos y empresarios. Pero el Ejecutivo avisa que son medidas necesarias y que hay que tomarlas ya. Que está abierto a escuchar y tener en cuenta el parecer de los agentes sociales y que espera que, “con el sentido de la responsabilidad que están ejerciendo durante esta crisis económica, se pueda alcanzar un acuerdo lo antes posible”, porque la situación del empleo no admite demoras y el Gobierno ya no quiere seguir esperando.

Vídeo de LD en el que los actores  hablan del documento del Gobierno.

1 comentario:

angel dijo...

Veocon buenos ojos la reforma que, el Presidente del Gobierno, ha pactado con los Agentes Sociales, y el gran Boss de la Patronal. Supongo que, siempre hay algo que mejorar, como son los apartados 7 y 8 de Gacetilla, ahora a esperar los resultados, pues la Presidencia de la C.E. nos va con ello. Hay que esperar a la loba de Cospedal, a que despierte de ese letargo, y empiece a vociferar, esté bien ó mal, para darse así misma autocomplaciencia.
Es la cruda realidad.

La visión de un ex soldado de Irak

DISCURSO DE MIKE PRYSNER, ex soldado destinado en Irak indicando quienes son el enemigo verdadero de su pais.

El Tiempo (pincha la provincia)