Política Economía Comunicación Personas Confidencial

miércoles, 3 de marzo de 2010

Por fin el PP “enseña sus cartas”

Mientras unas fuentes aseguran que la reunión mantenida hoy miércoles durante dos horas entre la troika del Gobierno que conforma la comisión negociadora y los tres representantes del partido conservador para acercar posturas de cara a juntar esfuerzos para atajar la crisis económica ha sido muy positiva; otros, los del PP, siguen en sus trece de que las posturas están muy alejadas y continúan echando chinitas en el camino, esta vez poniendo el acento en la reforma laboral y en la reducción del déficit público, donde para alcanzarlo piden la eliminación de tres ministerios.

Y es que desde el PP, que ayer por fin enseñó sus cartas y presentó un documento bajo el título de “Alternativas frente a la crisis“, se exige que no quede fuera de esta mesa de negociación el asunto de la reforma laboral, mientras que los representantes del Gobierno señalan que ya tiene una mesa propia de negociación y que hay que esperar a lo que allí se acuerde. El Gobierno, no obstante, sigue abierto y esperanzado en alcanzar acuerdos, así la vicepresidenta segunda y ministra de Economía, Elena Salgado, que ha valorado muy positivamente la reunión, ha señalado en rueda de prensa que aún existe “alguna diferencia de fondo con el PP sobre la forma de reducir el déficit público” pero que en el resto de los asuntos tratados “hay grandes puntos de acuerdo”.

Según la vicepresidenta segunda del Gobierno, “tras la revisión de 40 medidas planteadas por los populares, hay más de 20 que coinciden con los planteamientos del Gobierno”. Salgado asegura que el PP pone menos énfasis que el Ejecutivo en el cambio del modelo productivo. Salgado ha definido como “cuatro grandes espacios de acuerdos” entre el Gobierno y el partido conservador: la competitividad, la política energética, la internacionalización de la economía y el desarrollo necesario de infraestructuras.

Elena Salgado, señaló también a los periodistas que habrá acuerdos en cuanto a la reducción del IVA en la rehabilitación de viviendas y en que el ICO conceda directamente los créditos a las PYMES, así como en el asunto de combatir la morosidad de las administraciones públicas y las empresas para con los autónomos y las PYMES.

Así las cosas, CiU no ha dudado en señalar que si estamos todos de acuerdo en muchas de las propuestas lo que debería hacer el Gobierno es ponerlas en marcha lo antes posible y mejor ahora que más tarde. Salgado ha recogido el guante y ha asegurado que se pondrán en marcha lo antes posible, aunque esto no significa que se aprobarán en el próximo Consejo de Ministros, para que luego sean convalidadas en el Parlamento. La vicepresidenta también adelantó que medidas como la rebaja del IVA en rehabilitación de vivienda son también apoyadas por los partidos de izquierda del arco parlamentario.

Y si el IVA une al PP y al Gobierno, el IVA también los separa. Para el partido conservador, el Ejecutivo debería anular la subida del IVA general, prevista para el próximo mes de julio. A este respecto la ministra Salgado explicó a los periodistas que esta decisión (de incrementar el IVA general), contenida en los Presupuestos Generales para 2010, cuenta con el aval de la Comisión Europea porque España necesita cubrir la importante merma de ingresos fiscales que ha supuesto la caída del sector de la Construcción.

Según Salgado, el Ejecutivo espera alcanzar un acuerdo lo más amplio posible con todos los grupos en un plazo breve. “Vamos a intentar lograr el máximo acuerdo posible en los máximos puntos posibles”, señaló Salgado.

Las propuestas del PP

En el documento que el PP ha presentado al Gobierno “Alternativas frente a la crisis” se recogen una serie de medidas vagas, la mayoría, para salir de la crisis. Sus postulados que se pueden resumir en dos grandes apartados son: “Rectificar la política económica aplicada hasta la fecha ante el fracaso manifiesto de sus medidas y llevar a cabo una política económica decidida y coherente enmarcada en los siguientes ejes: garantizar la sostenibilidad de las finanzas públicas e impulsar la austeridad presupuestaria, la reestructuración del sistema financiero, la reforma fiscal, la reforma laboral, competencia y unidad de mercado, morosidad y financiación de las familias y empresas, la política energética y el comercio exterior, la I+D, las TIC e infraestructuras”.

Para el PP se puede reducir el déficit sin necesidad de incrementar los impuestos. Según el documento hay que “formalizar un acuerdo nacional, político, social y territorial para garantizar la sostenibilidad de nuestras finanzas públicas y hacer viables nuestros servicios públicos”. Para ello “el Gobierno propondrá a las fuerzas políticas un escenario creíble de reducción del déficit y la deuda públicos. Dicho Escenario de Austeridad no debe incluir subidas de impuestos. En él se contemplará para todas las Administraciones Públicas (una a una) los niveles máximos de gasto y endeudamiento para cada ejercicio, compatibles con el objetivo final de reducción del déficit. En el caso del Estado se detallará por capítulos y políticas la propuesta del Gobierno de reducción del gasto”, entre otras cosas como: ”reforma de la Ley de Estabilidad Presupuestaria y una  reforma en profundidad del conjunto del sector público mediante una modificación de la Ley de Bases de las Haciendas Locales y de la LOFCA”.

En este documento, el PP pide también la modificación del Plan de Acción Inmediata 2010 para que el recorte del gasto público alcance los 10.000 millones de euros, que incluya “necesariamente” la reducción de costes en varios capítulos, entre los que destacan los de personal y gastos corrientes y fomentar la colaboración público-privada”.

Entre los recortes de personal, el PP ha dejado escrito en su documento que estos recortes se lograrán “a través de la eliminación de la Vicepresidencia Tercera y de los Ministerios de Igualdad y Vivienda, la supresión de Organismos Autónomos, Agencias y otras entidades Públicas cuyas funciones puedan realizarse sin la correspondiente personalidad jurídica propia, la reducción del 50% de los puestos de Asesoría y Gabinete y la reducción del 25% del presupuesto para Altos Cargos, Personal Eventual e Incentivos al rendimiento.”

Y ya puesto a meter intereses conservadores en el documento, el PP propone agilizar las posibilidades para las fusiones entre cajas de ahorro, ”garantizando” la “profesionalidad de los órganos de gobierno” y promover su eficiente implantación en el territorio nacional, mediante la “incompatibilidad entre cargos electos y la pertenencia a los órganos rectores de las cajas”.

El Partido Popular también sigue insistiendo en la reducción de forma permanente de dos puntos en la cotización empresarial a la Seguridad Social.

Parece ser que al final más de lo mismo, aunque si se alcanzan acuerdos parciales, bienvenidos sean. Lo único que ya comienzan a pedir desde la izquierda es que los partidos conservadores no se aprovechen de que el Pisuerga pasa por Valladolid para introducir medidas conservadoras que vayan en detrimento de los trabajadores y de los ciudadanos y en provecho del gran capital.




1 comentario:

angel dijo...

Me da amí, que tienen guardada en la manga otro "AS" ya que los faroles se le ven a la legua. Esperemos que la sensatez cunda en éstos acuerdos, para así salir hacía adelante. Yo así lo espero.

La visión de un ex soldado de Irak

DISCURSO DE MIKE PRYSNER, ex soldado destinado en Irak indicando quienes son el enemigo verdadero de su pais.

El Tiempo (pincha la provincia)