Política Economía Comunicación Personas Confidencial

lunes, 18 de enero de 2010

Rajoy I, el desmemoriado







Tan rematadamente mal lo hizo Mariano Rajoy durante su “paseo” por los distintos ministerios del Gobierno Aznar, que, como si sufriera de amnesia profunda, su mente ha borrado cualquier recuerdo del pasado. O es que, una vez más, por atacar al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y recoger algo en la cosecha de los votos, el jefe del partido conservador es capaz de vender su alma al mismísimo diablo, y léase este, como “el señor de la tontería más supina”.


Y ustedes amigos lectores se preguntarán ¿a qué viene todo esto? Pues se lo voy a aclarar con pelos y señales. Siéntense en sus sillas y continúen con la lectura.


Recuerdan todos que el Ayuntamiento de Vic ha anunciado por activa y por pasiva su pretensión de no empadronar a los inmigrantes que no tengan legalizada su situación en España, verdad. Y que ha tenido una contestación muy clara y tajante por parte tanto del Gobierno de España como del partido que lo sustenta (PSOE) en el sentido de que: “Eso va contra la Ley. Por tanto es ilegal y no lo puede hacer y si pese a ello, adoptara finalmente la decisión de hacerlo, actuaría la Abogacía del Estado”.

Hasta aquí lo normal en el tira y afloja. Pero lo grave es lo que ha respondido el líder del partido de la oposición al respecto. Nada más y nada menos que aunque la ley es clara al respecto, la ley no debe ser muy buena. Así en declaraciones realizadas en la clausura de XV Interparlamentaria del PP, en Palma de Mallorca, el pasado 16 de enero de 2010 dijo textualmente Mariano Rajoy con respecto a este asunto: “La Ley está para cumplirse, pero cuando las cosas se hacen mal, acaban notándose”. Y no contento con esto dijo además: “.La ley hay que modificarla y espero que, en este momento, vistos los efectos de la demagogia que llevan haciendo durante años, modifiquen la ley, se avengan a razones y cambien su política para no generar más problemas al conjunto de los ciudadanos”.

Pero el señor Rajoy parece que tiene la memoria frágil y ya no se acuerda de que la normativa que obliga a los Ayuntamientos a empadronar a todos los inmigrantes, estén en situación, legal o no, es una Resolución de 4 de julio de 1997 del Ministerio de Administraciones Públicas y que el ministro de Administraciones Públicas, en esa fecha no era otro que Mariano Rajoy. Sí queridos lectores, el mismísimo Rajoy fue quien promulgó esta ley. De risa.

Pero aún hay más. Quizá haya que recordarle también a don Mariano que en los siete, si han leído bien siete años posteriores en los que gobernó el Partido Popular ni a este dirigente ni a ningún otro se le ocurrió modificar esta ley “tan mal hecha”, según Rajoy.

La Resolución de 4 de julio de 1997, Apartado 5, del “Empadronamiento de Extranjeros” dice textualmente: “El Ayuntamiento ni interviene en la concesión de los permisos de residencia ni es competente para controlarlos. Su obligación es reflejar en un registro, el Padrón, el domicilio y las circunstancias de todas las personas que habitan en su término municipal. Y de la misma manera que no debe controlar, a través del Padrón, la legalidad o ilegalidad de la ocupación de la vivienda, tampoco debe realizar ningún control sobre la legalidad o ilegalidad de la residencia en territorio español de ninguno de sus vecinos”. “En el Padrón municipal deben estar dadas de alta todas las personas que habitan en el municipio, sean nacionales o extranjeros, y, en este último caso, tengan o no regularizada su situación en el registro del Ministerio del Interior”.

Le dijo la sartén al cazo: apártate que me tiznas. En fin un episodio más de frescura parlamentaria, aunque como diría un castizo: "de tanto oponerse el señor Rajoy se ha opuesto en esta ocasión a sí mismo". Lo dicho, demencial.

1 comentario:

angel dijo...

Lde aconsejo al sr.Rajoy, que durante sus soflamas, entre acto y acto, se alimente de rabos de pasas, que van muy bien para la memoria. Me acuerdo muy bien de éstas fechas, pues debido a mi trabajo, tuve la ocasión de comentarla con mis compañeros esa famosa ley.
Espero que lo traiga a su memoria, y que no mee fuera del tiesto tantas veces.

La visión de un ex soldado de Irak

DISCURSO DE MIKE PRYSNER, ex soldado destinado en Irak indicando quienes son el enemigo verdadero de su pais.

El Tiempo (pincha la provincia)